Covid: Sigue la alerta en SLP

La Secretaría de Salud no le pierde el ojo a la pandemia, que ahora mantiene un crecimiento explosivo, señala su titular, Daniel Acosta Díaz de León

Covid: Sigue la alerta en SLP

Aunque San Luis Potosí enfrenta actualmente una explosión de contagios de Covid, el estado se acerca a una etapa de estabilización de la enfermedad. Pero por lo pronto, la Secretaría de Salud no baja la guardia, dice su titular, Daniel Díaz de León.

En entrevista con Pulso, el funcionario explicó el escenario actual de la pandemia, que se volverá endémica en algún momento del tercer trimestre del año.

También señaló los retos que enfrenta la dependencia, a cuatro meses de haber ocupado el cargo, que va de las carencias en la infraestructura y los programas paralizados.  

Se muestra cauto en torno a la situación de las denuncias presentadas por presuntos casos de corrupción de la pasada administración, reiterando que son dos denuncias, mientras que le da seguimiento a los casos que ya analizan las auditorías estatal y federal.

Acosta Díaz de León explicó que a diferencia de las variantes anteriores, Ómicrón, al ser una evolución de la cepa original, ha detonado una explosión en crecimiento de casos.

Asimismo, es menos letal y menos demandante de servicios de terapia intensiva para quienes se infectaron con otras variantes.

Que amplios sectores de la población, en especial de la tercera edad, además de los trabajadores de la salud y de la educación estén vacunados, es una situación favorable.

Por otra parte, el titular de los SES consideró una ventaja que además se cuente con la vacuna desde hace un año y el refuerzo incluido.

Pese a lo anterior, recordó que desde inicios de año se dio una gran cantidad de casos que mantiene en alerta al sistema de Salud del estado.

En especial por la posibilidad de que llegue a sobrepasarse la capacidad hospitalaria que "es lo que ahorita los tiene con mucha alerta sobre todo para evitar que eso ocurra y vivir lo que vivimos hace un año", señala el médico. 

Acosta Díaz de León reconoce que el aumento de casos en este inicio de año ha sido exponencial, con días en los que ha habido más de dos mil casos, pero indicó que en parte, eso se debe al incremento de pruebas en San Luis, que ya es el segundo estado, después de la Ciudad de México, que más test de detección han aplicado.

Pero también admite que en los últimos días, se ha registrado un alza en la hospitalización, que ha llevado de menos de 100 internados a principios de año, ahora rondan los 300.

En el caso de los decesos, si bien se mantienen en un número bajo, también se está percibiendo un alza en los fallecimientos diarios.

Sobre cuáles serían las diferencias que observa en la situación actual, con respecto de anteriores picos, Acosta Díaz de León ve a una población y a unas autoridades mas conscientes y mejor informadas sobre las medidas para evitar los contagios, así como a personal médico y hospitales mejores preparados ante la cuarta ola. 

Convencer a López-Gatell

Díaz de León indicó que la previsión de vacunas no ha impactado al presupuesto de la Secretaría, toda vez que el gobierno federal las financia. 

Sin embargo, recuerda la intención del Gobierno del Estado de adquirir vacunas siempre y cuando se tuviera el aval del Gobierno Federal. "Sería un escenario", enfatizó.

Se le pregunta si el gobierno potosino podría convencer al subsecretario Hugo López-Gatell, opositor a que ninguna instancia fuera del gobierno federal administre las vacunas contra el Covid.

Se están haciendo las gestiones, señaló. "No tenemos una negativa todavía".

Y aquí surge otro proyecto que va a contracorriente de las políticas federales. Este gobierno, dijo Acosta Díaz de León tiene mucho interés en vacunar a los menores de entre 12 y 14 años, que pueden recibir las mismas dosis que los adultos.

Para edades inferiores, existe el problema de que es una dosificación particular, que no existe en ninguna de las vacunas disponibles en México

El gobierno potosino espera la autorización para conseguir esa vacuna por cuenta propia.

El entrevistado indicó que el sistema de vacunación contra el covid ha demostrado su efectividad con la mayoría de la población, lo que se repetiría con la población infantil.

"Tarde o temprano", indicó, "se llegará al escenario en el que toda la población deberá ser vacunada".  

Otro aspecto que, a juicio del secretario estatal deberá afrontarse tiene que ver con el impacto de la pandemia en la salud mental de los potosinos. 

Se trata de una preocupación para la dependencia, porque la emergencia sanitaria ha propiciado que una generación de niños y jóvenes no hayan convivido con otras personas más allá de su círculo familiar,y en especial, con otras de sus edades. 

"Esto que venimos arrastrando a lo largo de toda la pandemia y esta nueva etapa de incertidumbre nos obliga a fomentar el cierre del enlace entre familias, en el apoyo entre las misma sociedad y a la solidaridad social".

A cuatro meses de que asumió el cargo, el Secretario de Salud señala que en la dependencia encontró mucha gente valiosa, que es el principal activo de la institución. 

Pero reconoció que halló mucho rezago en los programas para que lleguen medicamentos y atención, que se ha convertido en un reto.

La propia emergencia del Covid ha provocado el atraso en muchos programas. La atención en centros y casas de salud en los municipios se está echando a andar nuevamente, luego de estar casi paralizado dos años.  

También indicó que está en marcha un diagnóstico en la infraestructura para conocer la situación de los cinco hospitales generales del estado, los ocho hospitales básicos comunitarios y los 184 centros comunitarios de salud que hay en la entidad.

Muchos de ellos, dijo, necesitan acondicionamiento y un refuerzo de personal, para garantizar un servicio de salud accesible a la población.

Y no olvida el gran reto de equipar al nuevo Hospital Central, del que reconoce sigue siendo un elefante blanco. Aseguró que la Secretaría de Salud trabaja para que en menos de cinco meses, se tenga el equipamiento y se defina el esquema en el que va a trabajar.

El otro gran reto, indicó, es el Hospital General de Rioverde, que lleva cerca de 7 años incompleto y trabaja con capacidad limitada.

Indicó que hay mucho trabajo por hacer pero indicó que la misión es prevenir enfermedades y eso sólo se puede hacer en las comunidades.

En torno a lo que ha ocurrido sobre las denuncias de malos manejos detectados a la administración anterior, particularmente cuando estuvo a cargo de Mónica Rangel Martínez, Acosta Díaz de León indicó que a su arribo, se enfocó en asuntos como el hallazgo de 70 toneladas de medicina caducada y la compra de medicamentos apócrifos.

Señaló que había otros señalamientos, pero éstos ya estaban siendo manejados por las auditorías estatal y federal, además de los órganos internos de control, a los que ha venido dando seguimiento. 

Señaló que se han hecho del conocimiento de la Fiscalía General del Estado los hechos en los que se considera la probabilidad de existencia de un delito

Precisó que la Secretaría de Salud ha presentado dos denuncias, una ante la Fiscalía General de la República, por la compra de medicamento apócrifo y en la estatal, una compra irregular de insecticida para controlar al mosquito que causa el dengue.

No descartó que podrían surgir más anomalías, pero indicó que antes de hacer señalamientos, procurará tener elementos probatorios.