"Desfibrilador, a resguardo de vigilantes"

El equipo donado por la UASLP al Tangamanga fue reubicado

"Desfibrilador, a resguardo de vigilantes"

Desde el inicio de la pandemia, por cuestiones de seguridad y la baja de personal que fue enviado a su casa por considerarse vulnerable ante un probable contagio de coronavirus Covid-19, el desfibrilador que no se encuentra en su lugar fue enviado a la caseta de vigilancia y se ha trabajado con él cuando ocurre una emergencia, dijo el director administrativo del Parque Tangamanga I, Enrique Alfonso Obregón.

Luego de que se denunciara que el equipo médico, donado por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí no se encontraban en el módulo construido para ese fin por parte de la empresa Canel´s. el director administrativo argumentó que la pandemia y la disminución drástica de personal, obligaron a proteger diversos equipos del parque y enviarlos a puntos de vigilancia constante, para evitar robos o deterioro.

Uno de esos aparatos, dijo, es precisamente el desfibrilador, que fue enviado al área de vigilancia, pero sólo por cuestiones de seguridad, y ahí seguirá resguardado.

Recordó que desde que quedaron abiertas las instalaciones nuevamente, hay muy poco personal por el resguardo de personas de edad avanzada, o que tienen enfermedades preexistentes que los hacen vulnerables al contagio de coronavirus.