Donar sangre es salvar una vida

Donar sangre es salvar una vida

Este 14 de junio, como cada año desde el 2005, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) promueve el Día Mundial del Donante de Sangre para dar gracias a las y los donantes voluntarios no remunerados cuya contribución permite salvar vidas, así como para alentar a otras personas a donar sangre y productos derivados seguros y de calidad.

Cada dos o tres segundos, una persona en el mundo requiere de una transfusión sanguínea, afirma la ONU, en especial las mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y el parto; niños con anemia grave relacionada con paludismo o desnutrición; víctimas de traumatismos por accidentes, desastres naturales o situaciones de emergencia; pacientes que se someten a intervenciones médicas y quirúrgicas avanzadas, y pacientes con trastornos hematológicos, de médula ósea o con inmunodeficiencia.

Los 15 minutos que dura el proceso de extracción de sangre de un donante, pueden salvar tres vidas en promedio.

En México se celebra el Día Nacional del Donador Altruista de Sangre el 25 de agosto de cada año y desde 1987 está prohibida la donación remunerada (pagada) de sangre, así como su comercialización.

La donación diaria en nuestro país alcanza las cinco mil unidades (450 mililitros cada una), pero aún así, México es uno de los últimos lugares en la lista de países latinoamericanos respecto al número de donantes voluntarios.