“Ecuación corrupta” dejó a ASE positivo aprendizaje: auditora

Obligó a un replanteamiento de la estructura del órgano fiscalizador, afirma Rocío Cervantes

“Ecuación corrupta” dejó a ASE positivo aprendizaje: auditora

Para la Auditoría Superior del Estado (ASE), el caso de la “Ecuación Corrupta” marcó un antes y un después en la historia de la institución, convirtiéndose en un parteaguas que se tradujo en un aprendizaje sumamente difícil que, al final, permitió replantear la estructura y funcionamiento del órgano fiscalizador.

Rocío Cervantes Salgado, actual titular de la Auditoría, recuerda que “para todos los que llevamos mucho tiempo en la institución, esto fue algo que nos marcó. Ya habíamos vivido algunos cambios, pero éstos siempre fueron en el afán de mejorar a la dependencia”.

Señala que el momento en que se revela la red de extorsión por parte de legisladores estatales, “fue como un derrumbe de la Auditoría; así lo vimos. Fuimos señalados como corruptos a pesar de que no todos estábamos inmersos, pero las circunstancias hicieron que en ese entonces todo se contaminara”.

El caso resonó a nivel nacional y atrajo la atención de la Auditoría Superior de la Federación, lo que obligó a replantear a la ASE como una fortaleza y no como una debilidad del esquema que fiscalización en San Luis Potosí

“Hubo mucho apoyo tanto estatal como federal para mejorar nuestros procedimientos, nuestros esquemas de control, realizamos las reestructuraciones necesarias, mejoramos nuestro marco jurídico”, narró la funcionaria.

 “Se despidió a las personas relacionadas con el caso de la ecuación, otros renunciaron. Hicimos ajustes porque se destaparon más cosas, se presentaron denuncias, limpiamos lo que estaba mal y se aplicaron controles más fuertes.

Cervantes Salgado reiteró que la “ecuación corrupta” fue un aprendizaje difícil pero positivo al final: “los que quedamos le tenemos un amor muy grande a la institución y lo que menos queremos es verla nuevamente en una situación como la que se vivió hace dos años”.