Gallardo C.: ajuste de cuentas (VIDEO)

Con el argumento de que los meses de cárcel que pasó en 2015 fueron parte de una conspiración de administraciones priistas, el soledense señala que en 2021, recuperará la oportunidad "que le deben" y la posibilidad de cobrar facturas

Gallardo C.: ajuste de cuentas (VIDEO)

Durante toda la entrevista, sólo hace referencia una vez al tema, pero la frase refleja el sentimiento del político del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Ricardo Gallardo Cardona, en su segundo intento por obtener la gubernatura: siente que la oportunidad se la deben y que está en posibilidad de cobrar facturas.

En entrevista con los coordinadores de Editora Mival, el ex alcalde soledense y actual diputado federal atribuye el naufragio de la coalición entre Morena y el PVEM al sectarismo del partido de AMLO a nivel local y a intereses del gobierno estatal en propiciar el descarrilamiento.

Morena en San Luis Potosí, asegura, "está infiltrado por muchos grupos afines al gobierno del estado y sin lugar a dudas no les convenía una alianza con el Partido Verde".

A nivel nacional, en contraste, la relación entre él y su partido sigue siendo buena con el CEN y con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras la ruptura con Morena, Gallardo Cardona asegura que incluso, le permite trabajar más cómodo y con la idea de ir en solitario por la gubernatura.

"Quien falló aquí fue Morena, no nosotros, por eso a nivel nacional quedo mejor posicionado". Y aquí deja entrever el ánimo con el que enfrenta este proceso por la candidatura: va por la oportunidad "que todavía me la deben, de que todavía puedo cobrar facturas". 

Manotazo ¿de AMLO?

Remota, pero Gallardo Cardona percibe que hay una posibilidad de recuperar la unidad con Morena, pero si se logra, será con base en las negociaciones con el centro, no en San Luis.

Apuesta a que en la CDMX, vean que Morena sólo, en San Luis, no tiene oportunidades de ganar.

En ese escenario, percibe que "un personaje más arriba" del CEN pudiera dar "un manotazo" para reconsiderar la decisión. No lo dice, pero todo indica que alude al presidente López Obrador.

No sería Mario Delgado, líder nacional de Morena, al que llama su amigo, pero también reconoce que llegó mermado a la dirigencia morenista.

"Tiene que ser alguien más", señala, que corrija la oposición de los morenistas que etiqueta como "reaccionarios radicales"

Ante la complicación de que Mario Delgado destrabe el embrollo, "entonces yo creo que el manotazo debe de venir de más arriba".

También le añade presión a la ecuación con variables propias. Su participación en el proceso de selección del candidato morenista a cambio del apoyo en la elección de diputados federales, "que es lo que les interesa".

Ir con ellos en las federales, mientras afronta la elección local solo, dice, es incorrecto.

Pero no es optimista en el terreno local. "Entendemos que la gente de Morena en San Luis está muy acelerada por los tiempos, ellos ya trazaron su ruta y nosotros la nuestra"

Consideró que Morena es "un sistema de destrucción masiva entre ellos, tienen un exterminio total entre ellos".

Por ello, afirma que tramitó con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a la que pide que lo ubique en el PVEM.

En todo caso, dice, "una cosa es el Presidente y Morena es otra".

 

Doble ofensiva

Gallardo Cardona asegura que la posibilidad de que encabezara la coalición no pasó por su cabeza. De hecho, dice que el anuncio de la coalición lo tomó por sorpresa. 

"Ni estábamos enterados", indica. El acuerdo inicial, relata, fue que Morena, el Verde y el PT presentarían, por su cuenta, sondeos de opinión para sacar una definición final de ellos, sobre el elegido.

Pero los intereses de los morenistas locales y del Gobierno del Estado, causaron el rompimiento.

Sobre la intervención gubernamental de la que habla, pone como prueba la participación de la lideresa de un sindicato de burócratas estatales, Francisca Reséndiz Lara, del SITTGE, en la protesta que intentó "reventar" el registro de la coalición en el Ceepac. Además del activista Pedro Torres, del movimiento Pueblo Libre.

Para él, desde Palacio de Gobierno tratan, a como dé lugar, de infiltrarse en todos los partidos políticos, como medida de supervivencia durante su séptimo año.

Y no sólo desde la Secretaría General de Gobierno. Acusa que desde la Comisión Estatal del Agua se "está haciendo campaña y pagando candidatos por todos lados".

En suma, piensa que es difícil que se compongan las cosas para la unidad entre Morena y el Verde, "pero no descartamos nada que pueda suceder en enero".

Dinero de la Cámara

Gallardo Cardona indica que, desde 2014, se ha dedicado a hacer trabajo político para convertirse en gobernador.

Y afirma que en el tercer recorrido que ha hecho por los pueblos de la entidad, lo que más se gasta es saliva.

Pero se le señala que en muchos casos, no llega con las manos vacías a los eventos proselitistas, que siempre hay algo que entregar. "¿De dónde sale esa inversión tan grande?, se le cuestiona.

"No es una inversión grande", responde, "es una inversión de trabajo, el 90% de las veces yo llegó solo, el 10% que fue en la pandemia que llegamos con cítricos, con despensas, todo está registrado, comprobado y facturado".

Este esfuerzo de campaña, afirma, no se realiza con aportaciones externas, pero admite que se realizan con fondos del Legislativo federal, pues afirma que todos los gastos, incluyendo su aguinaldo, "están facturados y respaldados en la Cámara de Diputados".

Y reconfirma el uso de recursos legislativos para su campaña: "hay que recordar que las aportaciones hacia los diputados llegan por medio de las fracciones parlamentarias si tu no le compruebas a la fracción lo que te dieron ya no te dan las que siguen".

 

Acusación tramposa

El argumento ofrecido por la secretaria general del CEN de Morena, Citlalli Hernández, para justificar la ruptura de la coalición con el PVEM, de que el apellido Gallardo tiene antecedentes negativos, da pie para preguntar qué pasó con la acusación del manejo de 209 millones de pesos considerados de procedencia ilícita por la PGR en la acusación del 2015.

La autoridad judicial desestimó la acusación señalando que los recursos no tenían procedencia ilícita, sino que eran parte del erario soledense, esos sí, con probabilidad de haber sido desviados ilícitamente. 

Responde que la acusación y el proceso que le siguió fue "tema político" tramitado por el PRI de manera "fast track".

Señala que hay situaciones que desvirtúan la acusación: que las empresas que entonces se identificaron como receptoras de buena parte de esos recursos, a través del puenteo con una empresa de servicios médicos, nunca tuvieron en sus cuentas esa suma.

Acota también que la acusación de delincuencia organizada fue desvirtuada para convertirlo en cómplice del crimen organizado, con el que niega haber tenido alguna relación.  

Señala que el régimen priista abría ese tipo de acusaciones a cualquiera que les estorbara. Era un machote en el que sólo se cambiaba el nombre al acusado. Su denuncia, pone como ejemplo, es la misma que le aplicaron a la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, con nombre distinta. Se trataba, resume, de un machote. "Nada más le borraron Elba Esther y le pusieron Ricardo Gallardo", señala.

Presume ser el político "más espulgado" de San Luis. "Si a alguien han revisado en San Luis Potosí es a mí y en todo he salido libre".

 

Encuentro con Zerón

Sobre si tiene idea de quién o quiénes estuvieron tras esa ofensiva, relata un episodio ocurrido la fecha de su detención, tras su traslado a la Ciudad de México.

Recuerda que fue llevado vía aérea y al aterrizar en un hangar en la CDMX, lo sentaron en un escritorio. Arribó entonces una persona que no conocía y le dio unos papeles para firmar. Se trataba de una confesión y aceptación de los delitos que le imputaban.

"Le aventé la carpeta", aseguró, "y me dijo 'ten cuidado porque tienes familia y tienes suerte que te hayamos detenido'". 

Nunca supo quién lo amenazaba hasta que vio al hombre en televisión. Se trataba del ex titular de la Unidad de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, hoy evadido de la justicia mexicana.

"Hoy Tomás Zerón es prófugo de la justicia y yo estoy sentado frente a ti diciéndote las cosas", dice a sus entrevistadores.

 

Dedicatoria a Nava

Gallardo Cardona señala también que durante el gobierno de su padre, éste revisó y denunció las irregularidades de la administración anterior, de Mario García Valdez.

Pero luego, dijo, se puso a gobernar y no utilizó esa bandera dos años "de estar, con perdón de la palabra, madreando" a Mario García, para tratar de sobresalir como gobierno.

La alusión es, obvio, al alcalde Xavier Nava Palacios.

En el caso de Carreras López, señaló que se aplicaría la misma estrategia manejada por su padre con Mario García.

"Nunca nos pondremos a quejarnos de que si nos dejaron mal que si robaron que si no robaron porque sólo son pretextos para no trabajar", señala.