Gobierno, en trato con vendedor de Pegasus

Oficialía Mayor también oculta dos adjudicaciones directas con empresa ligada a software espía

Gobierno, en trato con vendedor de Pegasus

Además de SYM Servicios Integrales, el gobierno estatal ha asignado contratos a una empresa también vinculada con la venta del software de espionaje telefónico Pegasus. Al igual que la compañía que vendió a gobierno un sistema de videovigilancia, en este caso también se declaró la reserva para evitar hacer públicos los expedientes de las compras. 

En enero de este año, en respuesta a una solicitud de información sobre los contratos entregados por empresas de tecnología y vigilancia al gobierno del estado entre 2018 a 2020, la Dirección General de Adquisiciones de la Oficialía Mayor del Gobierno del Estado admitió la existencia de diez contratos a cuatro empresas que cubrían el perfil de la información solicitada.

Tres de esos contratos corresponden a la empresa SYM Servicios Integrales SA de CV, empresa a la que el gobierno estatal está pagando 374.4 millones de pesos por el fortalecimiento del sistema de videovigilancia.

Los contratos a esa emprsa fueron adjudicados directamente, sin licitación de por medio y la Red de la Defensa de los Derechos Digitales (R3D), la identificó como proveedora de software espía de la empresa italiana Hacking Team.

Otra de las empresas contratadas por el gobierno potosino comparte esas características: Eyetech Solutions SA de CV.

A la empresa fueron adjudicados directamente los contratos DGCA-DCO-AD-00328-19 en 2019 y el DGA-DCO-AD-00132-20 al año siguiente.

No es posible averiguar qué bienes fueron adquiridos ni a qué costo, pues ambos fueron clasificados como reservados, sin que la Oficialía Mayor justificara los motivos de la reserva.

R3D y otras organizaciones de defensa de los derechos humanos en el entorno digital ligaron en 2020 a esta empresa como una distribuidora del sistema Pegasus, creado por la empresa israelí NSO Group, que fue utilizado en el sexenio pasado por dependencias del gobierno de Enrique Peña Nieto para infectar celulares de periodistas, entre ellos Carmen Aristegui, para espiar sus comunicaciones y relaciones.

Algunos gobiernos estatales han sido señalados por adquirir software de espionaje a esa empresa, como un sistema de intercepción y localización de teléfonos G12 comprado en 2016 por el gobierno de la Ciudad de México, valuado en 25.54 millones de pesos.

Ese mismo año, el gobierno de Baja California pagó 16 millones de pesos a Eyetech por un sistema de vigilancia y análisis forense de comunicaciones celulares.