HC: riesgo de medicina falsa, por insolvencia

Por falta de recursos, se acudió a proveedores que colaron fármacos apócrifos: Alcocer Gouyonett

HC: riesgo de medicina falsa, por insolvencia

El director del Hospital Central, Francisco Alcocer Gouyonett, señaló que las carencias presupuestales de la institución y la urgencia de medicamentos para los pacientes no permitían en el pasado reciente acudir a esquemas convencionales de licitación de compras de medicamentos, y que la alternativa era acudir a proveedores que podían dar crédito, pero también presentaban "riesgos" con los medicamentos.   

En una presentación realizada ante medios de comunicación, el funcionario indicó que "ya no podemos hacer eso, entonces es mejor ser administrativamente correctos aunque se muera la gente. Esto es lo que está pasando en nuestro estado actualmente".

Indicó que la falta de medicamentos y otros insumos ha obligado al hospital a dejar de realizar operaciones complejas y a parar el tratamiento de muchos pacientes.

Reveló que el hospital tiene 18 meses sin realizar trasplantes renales y que incluso la atención de una fractura, que antes se despachaba en un día, ahora tarda hasta días, con el riesgo que implica para los pacientes.

Indicó que en el inicio de su administración, recibió un hospital crónicamente colapsado, por muchos factores, pero el principal es el presupuesto.

Esta falta de recursos, indicó, le impedía realizar licitaciones de medicamentos. Adicionalmente, la urgencia de atención a los pacientes hacía indispensable conseguir proveedores que estuvieran en condiciones de extenderle crédito al HC

La práctica, indicó, duró decenios y era obligada por tener un presupuesto insuficiente, de 20 millones de pesos mensuales para obtener medicinas.

"Los pacientes no se pueden esperar hasta que llegue un primer insumo", señaló el médico. Ante la falta de apoyos, señaló, sólo quedaba el camino de adjudicar contratos de compra a proveedores, vía el artículo 25 de la Ley de Adquisiciones del Estado, anteponiendo el interés en la vida de los pacientes.

Del hecho de que algunos de esos medicamentos provengan de lotes falsificados, era uno de "los riesgos consabidos que tenemos de toda la vida del hospital".

Agregó que las piezas reportadas como apócrifas fueron detectadas por el propio hospital y reportadas a las dependencias federal y estatal de combate a riesgo sanitario.

Además, indicó las piezas involucradas fueron muy pocas, de alrededor de 100 botellas de un lote de 20 mil. Resaltó también que el sistema de vigilancia farmacológica ha evitado que los pacientes sufran consecuencias negativas por estos medicamentos.