Lluvia beneficia a los ganaderos

Los hatos en Santa María del Río ya no tenían qué comer

Lluvia beneficia a los ganaderos

Ya llovió y en la mayor parte de las tierras en la zona ganadera de Santa María del Río y los municipios cercanos, fue posible sacar el ganado a alimentarse con vegetación y recuperarse del riesgo de morir por falta de pastizales, pero preocupa que aún no corre agua por los arroyos, informó el ganadero Gerardo Labastida Aguirre.

Precisó que todavía ha llovido poco y puede decirse que la actividad ganadera todavía está en números rojos, pero hay lugares donde el ganado ya tiene agua y también se empieza a ver un poco de agua en los arroyos.

Explicó que también se empieza a percibir que el campo empieza a retoñar y si bien había ganaderos que tenían guardados sus animales en los corrales, ya lo soltaron nuevamente para que comiencen a alimentarse.

Admitió que no es fácil saber qué tan parejo ha llovido o dejado de llover, pero en cierta forma comienza a sentirse que disminuye el riesgo de mortandad del ganado por falta de agua. Sin embargo, recordó que hay diferencias muy importantes entre unas regiones y otras, y las lluvias son variables según la región de la que se trate.

Explicó que tiene que verse en qué medida las lluvias han beneficiado o en su caso dejado asuntos pendientes en municipios como Tierranueva, Rioverde y Santa María del Río.

Recordó que la batalla ahora es que "en las zonas rurales se ve la lluvia, pero no ha corrido el agua en los arroyos, aunque ya se ve que está retoñando el campo".