Protestan ejidatarios de La Pila; no quieren una estación migratoria en esa delegación

Únicamente sería para la repatriación de indocumentados, dicen autoridades

Protestan ejidatarios de La Pila; no quieren una estación migratoria en esa delegación
Ejidatarios de La Pila encabezados por José Guadalupe Martínez Rivera iniciaron una manifestación en la Delegación de La Pila, para pedir que no instalen en la zona una estación migratoria.
El plan de las estaciones migratorias es un planteamiento del Gobierno Federal para crear cuando menos una estancia para migrantes en la ciudad de Saltillo y una en San Luis Potosí.
En el lugar se entrevistaron con el delegado de La Pila, Pedro Pablo Cepeda Sierra, y con personal de la delegación local del Instituto Nacional de Migración.
Explicaron que el territorio no es del municipio ni del Gobierno Federal y Estatal sino del Ejido y ellos son quienes deciden qué se hace con el uso del suelo.
Exigieron una minuta firmada de acuerdo de que no prosperará el proyecto de la estación migratoria en la delegación de La Pila.
Los ejidatarios argumentan que quien debe hacerse responsable de los migrantes es el gobierno de los Estados Unidos, y en particular de su destino final en caso de que sean deportados.
Explicaron que la estación migratoria no es conveniente en la cabecera delegacional de La Pila, por las implicaciones que lleva consigo traer migrantes a San Luis Potosí.


Únicamente sería para la repatriación de indocumentados

Yolanda Camacho Zapata, representante del Instituto de Migración en el Estado, remarcó que el Centro de Transferencia de Migrantes en la Delegación La Pila, es un proyecto que continúa en estudio por distintas esferas de gobierno para atender la repatriación de indocumentados, misma que ha aumentado en los últimos 3 meses.

Reafirmó que el respeto a los derechos humanos y el apoyo por retorno asistido a los países de origen de migrantes, son dos tareas fundamentales por parte de los gobiernos, para atender a las familias que deciden no continuar el viaje hacia los Estados Unidos.

De igual forma, descartó que de ponerse en marcha el Centro de Transferencia en La Pila llegarían cinco mil personas “de golpe”, por lo que estimó que serían 200 las que arribarían al referido centro de forma intermitente, los cuales, debido al proceso administrativo que enfrentan de repatriación, no pueden abandonar el albergue temporal, mismo que estará custodiado por cuerpos de seguridad de distintos niveles de gobierno.

Con ello, Camacho Zapata rechazó que este espacio de atención sea destinado para atender “caravanas de migrantes”.

El delegado de La Pila, Pedro Pablo Cepeda Sierra, dijo que el gobierno municipal actúa de forma humana y abierta, comprensivo de los complejos problemas que genera la migración y enfatizó que se estrecha la comunicación con los habitantes de la zona para que conozcan las acciones preventivas y de seguridad que se llevarían a cabo, en caso de iniciar operaciones el Centro de Transferencia.

Cepeda Sierra mencionó que el Instituto Nacional de Migración evalúa aún el espacio que podría usarse como Centro de Transferencia para que cumpla con las condiciones que se requieren para dar un trato digno a las personas, concluyó.