Renuncia candidato a la alcaldía capitalina por RSP; el partido "se está resquebrajando", dice

Renuncia candidato a la alcaldía capitalina por RSP; el partido se está resquebrajando, dice
José Luis Chalita Manzur / Especial

El candidato a la alcaldía capitalina por el partido Redes Sociales Progresistas (RSP), José Luis Chalita Manzur, anunció su renuncia por "falta de seriedad y nepotismo tremendo" en la presidencia de dicho instituto político, por lo que buscará sumarse junto con todo su equipo a otra candidatura que sí busque el bien común de San Luis Potosí o de plano, trabajar de manera independiente.

Acusó a la presidencia, que actualmente ostenta David Salvador Hernández Martínez, de abandonar a las y los candidatos de la capital a quienes no se les otorgó "un solo peso" para financiar sus campañas. De hecho, Chalita Manzur dijo que él pagó todos los gastos.

Sobre el nepotismo, dijo que las cabezas del partido están más preocupadas por acomodarse a sí mismos, a sus esposas e hijos en cargos públicos y en lograr solamente conservar el registro electoral en lugar de trabajar por un estado que ha sido abandonado "al borde del barranco".

Lamentó que a poco tiempo de haber surgido, el Partido Redes Sociales se esté resquebrajando y vaya a enfrentar una desbandada aún mayor de personas que no desean participar en prácticas de corrupción y nepotismo.

Del candidato a la gubernatura de RSP, José Luis Romero Calzada, dijo que ha tenido poco contacto con él y que lo ve como un personaje "que anda en las nubes, en su helicóptero y que ha logrado hacer crecer su campaña en los poblados y en la Huasteca, pero no en la capital".

José Luis resaltó los valores de honradez, equidad y entrega y no definió si se sumará a alguna otra candidata o aspirante, pero de entrada descartó a personas como Xavier Nava Palacios y Leonel Serrato Sánchez por sus cambios de partido y "falta de ideales", además de Jorge Andrés López Espinoza, ex de la CEDH, y habló favorablemente de Enrique Galindo Ceballos, María de los Ángeles Hermosillo, Teresa Carrizales.