Tuvo fiesta el Comedor de los Pobres

Con mariachi se festejó el día de San Antonio de Padua

Tuvo fiesta el Comedor de los Pobres

A manera de celebración en honor a San Antonio de Padua o San Antonio de Lisboa (1191-1231), ayer el Comedor de los Pobres de San Antonio estuvo de fiesta, amenizada por un mariachi.

El nombre del comedor se debe a un sacerdote franciscano de origen portugués, que trabajó intensamente por los pobres de su época, y los protegió con intensidad de la usura y la violencia.

A propósito del onomástico, el Comedor de los Pobres, que le dedica su nombre precisamente por la proximidad con las instalaciones de la orden franciscana, donde comenzó a trabajar para dar de comer a personas en situación de calle, principalmente adultos mayores

Todos los días, las personas pobres que se benefician del comedor acuden por la tarde a recibir comida caliente, pan y alguna bebida, aunque en un principio acudían a una puerta de acceso en la Calle Galeana en el Centro Histórico de la ciudad, y desde hace algunos meses, recibe a los pobres en la calle Vallejo, junto al edificio de la Auditoría Superior del Estado.

A San Antonio de Padua también se le atribuye haber trabajado para disuadir a ladrones y evitar que se apropien de lo ajeno.

Por lo que se refiere a la religión, se le atribuye una serie de milagros relacionados con la creencia en la fe católica, incluyendo una condición del clima en la que algunos feligreses acudieron a una celebración, San Antonio les prometió que no se enojaría y la lluvia cayó en sitios diferentes y alrededor de ellos.