Princesa Beatriz y Edoardo, boda en riesgo por coronavirus

Podría posponerse

Princesa Beatriz y Edoardo, boda en riesgo por coronavirus
La boda de la princesa Beatriz de York con Edoardo Mapelli Mozzi podría posponerse, por la pandemia de coronavirus.

La princesa Beatriz solamente podrá invitar a dos personas a su boda si la crisis del coronavirus se alarga hasta el 29 de mayo, fecha anunciada para su enlace.

La Iglesia de Inglaterra sí ha establecido que el número de asistentes debe limitarse al sacerdote, los novios, y dos testigos. 

Por ello, si llegado el día de su boda el brote de coronavirus todavía no se ha frenado, Beatriz de York y Mapelli Mozzi tendrán que elegir a dos miembros de su familia que desean los acompañen ese día, en la capilla real del palacio de St James.

CEREMONIA

La ceremonia comenzaban a tomar forma, luego de verse envuelta en varias controversias que van desde la vinculación del príncipe Andrés con el fallecido empresario Jeffrey Epstein, acusado de explotación sexual a menores, hasta el enojo de los contribuyentes ingleses, que se niegan a pagar la fastuosa celebración.

Ahora que Italia se encuentra en cuarentena como medida de contención por el virus, la boda podría estar el riesgo nuevamente.

El futuro esposo de la nieta de la reina Isabel II que nació y creció en Inglaterra, también tiene nacionalidad italiana, así que gran parte de su familia originaria de Lombardía está invitada al enlace real.

ENLACE EN MAYO

Aunque la boda está programada para dentro de dos meses, por lo que se espera que para ese entonces las cosas hayan vuelto a la normalidad y el riesgo de contagio sea nulo, en caso de no ser así, los seres queridos del novio podrían quedarse sin presenciar el enlace entre el empresario y la princesa. 

Ante esta situación y las prohibiciones para viajar, no se descarta que los preparativos del día más especial de Beatriz, se vean frustrados nuevamente.

SENCILLEZ

A diferencia de Kate Middleton, Meghan Markle y la princesa Eugenia, la boda de Beatriz y Edoard será una celebración más discreta.

La pareja ya tuvo que reprogramar su fecha de boda dos veces debido al escándalo del príncipe Andrés.

En noviembre, el duque de York se retiró de sus deberes reales en medio de una escándalo por sus lazos con Epstein.

El hijo de la reina Isabel II ha negado repetidamente cualquier conducta inapropiada. 

El 9 de marzo, el fiscal estadounidense Geoffrey Berman afirmó que el duque nunca cooperó con los fiscales federales en la investigación de Epstein, a pesar de declarar públicamente su disposición a ayudarlos.