De 150 mil a 170 mil empleos formales puede perder México por COVID-19

Análisis de Banco BASE cree improbable un escenario optimista en impacto económico

De 150 mil a 170 mil empleos formales puede perder México por COVID-19

Entre 150 mil y 170 mil empleos formales se perderían si las consecuencias del coronavirus y la respuesta del gobierno y la sociedad encaminan al país a escenarios de impacto económico de medio a por encima de medio, calcula en su análisis la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller.

En su valoración sobre las expectativas económicas del país para este año, señala que el coronavirus es un evento sin precedente en la historia reciente y por lo tanto existen un número infinito de posibilidades de impacto económico, dentro de las cuales existen subescenarios con respecto a 1) la guerra de precios del petróleo, 2) la percepción de riesgo global y sobre México, 3) la política que aplicará el gobierno de México para mitigar los efectos y finalmente 4), la forma en la que responderemos los consumidores y empresas, los cuales en tiempos de incertidumbre no actuamos siempre con la racionalidad que asumen las teorías económicas. Bajo este nivel de incertidumbre de poco sirven los modelos previamente calculados.

Señala que con el coronavirus el nivel de incertidumbre económica  ha llegado a un nivel máximo que se hace evidente, tanto en la rapidez con la que se mueven los indicadores financieros, como en los niveles que alcanzan. 

Advirtió que no es posible aún determinar el efecto del coronavirus porque dependerá de cinco factores: 1) número de infectados y muertes en México y tiempo que dure la contingencia, 2) percepción de riesgo sobre la economía global y sobre México, 3) impacto sobre la economía estadounidense, 4) afectaciones en la movilidad de personas y mercancías entre países y 5) política fiscal expansiva que se aplique en México.

Ante esto se vislumbran cuatro posibles escenarios.

Escenario optimista: Se regresa a la normalidad durante el segundo trimestre. En este escenario la economía de Estados Unidos no se ve tan afectada y sólo muestra una desaceleración en su PIB. Con estas condiciones el PIB de México caería 1% y se perderían alrededor de 25 mil empleos formales.

Escenario central: La tasa de crecimientos de contagios baja durante el tercer trimestre, pero se mantiene vivo el virus, propiciando que continúe la incertidumbre. En este escenario la economía de Estados Unidos muestra una tasa de crecimiento promedio anual entre -0.3 a 1%, lo cual afecta a las exportaciones mexicanas y a los proyectos de inversión fija de origen privado. El consumo se desacelera. Bajo estas condiciones el PIB de México caería alrededor de 3% y se perderían alrededor de 150 mil empleos formales.

Escenario pesimista: La incertidumbre se mantiene, propiciando que se cancelen proyectos de inversión fija de origen privado. El consumo aun y cuando repunta en marzo por las compras de pánico, se desacelera después y termina mostrando caídas. La economía de Estados Unidos cae en recesión y muestra una tasa de crecimiento promedio anual entre -1.5% a -0.5%. Bajo estas condiciones el PIB de México caería alrededor de 5% y se perderían cerca de 170 mil empleos.

Escenario muy pesimista: Este escenario contempla un efecto sobre México mayor al de la crisis financiera de Estados Unidos y podría darse en el caso donde no se aplique política fiscal expansiva que incentive a la demanda agregada. Este escenario también puede darse si la economía de Estados Unidos muestra una caída igual o superior a 2.5% en el año. Bajo estas condiciones el PIB de México caería alrededor del 8%.

Los escenarios más probables son el central y el pesimista, mientras que el escenario optimista actualmente tiene una baja probabilidad de ocurrencia y podría desaparecer en el siguiente mes.