Identifican cambios en composición de empleo formal

Identifican cambios en composición de empleo formal
El 5 de enero el IMSS publicó información sobre los puestos de trabajo registrados al cierre de 2021. Al cierre del año - el segundo de la pandemia global -, la información permitió al Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) identificar cambios importantes en el nivel y composición del empleo formal registrado ante la institución, así como el grado de recuperación que muestra.
---Generación de empleo formal durante 2021
De acuerdo con el IMCO, en diciembre del 2021 el registro de trabajadores ascendió a 20.6 millones de personas, lo que significó una reducción mensual de casi 313 mil puestos, equivalente a una tasa de (-)1.5%. Típicamente, el último mes de cada año suelen observarse caídas en el número de registros, debido principalmente a la baja cantidad de contrataciones; es decir, mientras que el nivel de separaciones observadas debido a renuncias, despidos y jubilaciones mantiene un nivel similar al observado en los otros meses del año, el número de contrataciones disminuye en el último mes. Sin embargo, aunque en diciembre de 2021 se observó una caída en el número de puestos asegurados ante el IMSS, esta reducción fue de menor magnitud, y fue la segunda caída menos pronunciada desde 2016.
Pese al bajo desempeño durante el último mes del 2021, el saldo total del año pasado fue la generación de 846 mil 416 puestos, equivalente a una tasa de crecimiento anual de 4.3%. Se trata del mayor incremento de empleo formal registrado en el IMSS desde que se tienen datos, y se observa después de que, en 2020, la pérdida de 647 mil 710 puestos fuera la caída más fuerte desde que el registro se estableció en 1997.
Además, dijo, la cantidad de trabajadores afiliados en diciembre del año pasado ya superó a la observada en febrero del 2020, antes de la crisis ocasionada por la pandemia, de manera que se han restituido las plazas perdidas y hay 6 mil 612 adicionales.
Al interior de los puestos contemplados en el registro del IMSS, los trabajadores asegurados pueden tener empleo por tiempo indeterminado, o bien su relación laboral puede ser temporal. Históricamente los trabajadores permanentes han constituído alrededor del 86% del empleo total registrado en el IMSS. Desde mediados del año pasado, su proporción ha tendido a ampliarse, mientras que la de los trabajadores eventuales se ha reducido ligeramente. El empleo eventual pasó de representar 14% del empleo total en diciembre del 2020 a 13% al finalizar 2021.
El cambio en la composición del empleo formal registrado en el IMSS ocurre en un contexto de implementación de la reforma del outsourcing, lo cual sugiere que la migración de trabajadores antes subcontratados con nuevos patrones parece haberse dado, en la mayoría de los casos, bajo condiciones contractuales mejores en términos de duración y estabilidad de la relación laboral. Esta pudo ser también una de las razones por las cuales la caída estacional en el número de registros fuera relativamente menos severa al cierre del 2021.
De los 846 mil 416 puestos agregados al registro de asegurados del IMSS en 2021, casi la mitad correspondió a mujeres: el registro de trabajos de mujeres añadió 420 mil 811 puestos, mientras que el de hombres sumó 425 mil 606. La aportación del empleo formal de mujeres durante el último año fue notable, considerando su proporción; a pesar de que en 2021 el 39% de los empleos asegurados fueron de mujeres, el 50% de los puestos agregados en el año corresponden a este grupo. La proporción de puestos formales de mujeres al cierre de 2021(39%) fue igual a la observada al cierre de 2020, pero mayor a la registrada a finales de 2019 (38%). En los últimos años, este nivel ha crecido; a finales de 2015 el 37% de los puestos asegurados ante el IMSS eran de mujeres, y en diciembre de 2005 era de 35%.
Por el lado de los sectores económicos, el que más peso tuvo en la generación de empleo formal registrado ante el IMSS fue el sector de industrias de la transformación (que también aporta la mayor cantidad de puestos al registro nacional, alrededor del 32%). Le siguieron el comercio y el sector de transportes y comunicaciones. En la división por sector económico, la aportación a la generación anual de empleos formales correspondió al peso de cada sector en el registro total del IMSS. Sin embargo, hubo ciertos sectores donde el avance fue más significativo: a pesar de que a nivel nacional el número de asegurados creció 4.3% entre diciembre de 2020 y de 2021, el empleo en el área de transportes y comunicaciones creció 11%, en las industrias extractivas aumentó 8% y en la construcción 7%.
Además, el desempeño en términos de agregación de empleo formal en cada estado también mostró diferencias. Mientras que en Tabasco, Quintana Roo, Baja California Sur e Hidalgo hubo incrementos de más de 10% anual, en Veracruz, Oaxaca y Michoacán el aumento fue de alrededor de 1%. Sin embargo, todos los estados mostraron un mayor número de puestos asegurados ante el IMSS al cierre de diciembre de 2021 que el observado en diciembre de 2020.
A diferencia de lo ocurrido a nivel nacional - donde el registro del IMSS ya se encuentra en un nivel ligeramente superior al observado en febrero 2020 (0.03% mayor) -, la restitución de los puestos de trabajo perdidos durante la pandemia no se ha alcanzado en todas las regiones, para todos los grupos poblacionales (considerando género y edad), ni todos los sectores de actividad.
Al cierre del año pasado, 15 entidades registraron niveles de empleo formal inferiores a los observados a principios del 2020. Los casos de mayor rezago son Quintana Roo y la Ciudad de México, con niveles de afiliación menores en 8% (39 mil 55 puestos menos) y 4% (134 mil 446 puestos menos), respectivamente. En cambio, destacan Tabasco y Baja California en la generación de empleo formal, donde la cantidad de trabajadores formales superó la existente en febrero del 2020 en 21% (36 mil 115 puestos más) y 7% (63 mil 631 puestos más).
En diciembre del 2021, el registro de puestos formales de hombres mostró un rezago de casi 156 mil empleos respecto a lo registrado en febrero del 2020, equivalente a 1.2% menos puestos. Las mujeres, en cambio, mostraron un nivel de afiliación 2.1% mayor al existente antes de la pandemia, por alrededor de 163 mil registros.
Pese a que los jóvenes mostraron signos de recuperación a lo largo del 2021, en diciembre su nivel de afiliación aún fue 3% inferior al observado en febrero del 2020, es decir, una brecha de 198 mil 465 puestos. Por otro lado, el empleo formal de los adultos mayores ha sido el más rezagado y aún se encuentra 5% por debajo del registrado a principios del 2020, equivalente a 11 mil 243 puestos menos.
Visto por sector de actividad, aún hay brechas de empleo formal en los servicios, las actividades agropecuarias y la construcción. Estas fueron precisamente las actividades donde el empleo se vio más afectado durante los meses más difíciles de la crisis por la pandemia y su dinámica de generación de empleo ha sido volátil desde entonces. Al cierre del año pasado, hubo 420 mil 830 puestos menos ocupados en servicios (-6%), 36 mil 587 puestos menos en el sector agropecuario (-3.9%) y 34 mil 668 empleos menos dedicados a la construcción (-2.1%), respecto a febrero del 2020.
Para la recuperación del empleo, sin embargo, no es suficiente la restitución de los puestos perdidos por la crisis reciente. Se debe considerar además la tendencia de crecimiento observada en los años previos y aspirar a recobrar la dinámica de generación de puestos formales, cuando menos. Al respecto, se debe advertir que la creación de empleos formales afiliados al IMSS no ha alcanzado el nivel que se habría visto de haber continuado la tendencia de crecimiento observada en años previos a la pandemia.