"No sabemos cuánto tiempo más nos afectará el virus"

No sabemos cuánto tiempo más nos afectará el virus
A pesar de que existe la posibilidad de contar pronto con una vacuna contra el Covid-19, todavía se desconoce el impacto que tendrá esta pandemia sobre la economía, advierte el subgobernador del Banco de México (Banxico), Javier Guzmán Calafell.
"Aunque se vislumbran algunos indicios positivos, particularmente por la posible disponibilidad de vacunas, este es un tema que todavía no termina", reconoce el decano de la Junta de Gobierno del instituto central.
Opina que es un tema que va a seguir bajo los reflectores un rato, por lo que "no podemos asegurar cuánto tiempo va a estar la pandemia afectando la economía".
En entrevista con EL UNIVERSAL, a más de un mes de que concluya su periodo como integrante del órgano responsable de la conducción de la política monetaria, descarta que haya discrepancias con el gobierno, el primero de extracción de izquierda.
Siempre se ha respetado la autonomía del Banxico, afirma, como en las anteriores administraciones. Sin embargo, al igual que en todos los sexenios previos, se han dado diferencias que se resuelven por la vía institucional.
"Yo no he visto que haya injerencia, se ha respetado la independencia del banco central. Esto no ha cambiado y espero que esta situación se mantenga en el futuro", confía.
La vacuna
Sobre la posibilidad de que la vacuna para combatir el virus SARS-CoV-2 sea la salvación luego de todo lo que se ha padecido por la crisis actual, el subgobernador asiente que es un paso indispensable, importante para resolver el problema.
Sin embargo, continúa, a partir de eso surgen dudas sobre que la disponibilidad de la vacuna automáticamente haga desaparecer los retos y desafíos actuales.
Explicó que la dificultad está en que una vez que se cuente con el remedio, se deben producir las cantidades adecuadas, distribuirse a los países, en todas las regiones y a toda la población. Eso, reconoce, puede llevar tiempo.
Y mientras eso ocurre, algunas variables económicas todavía no van a regresar a su normalidad, sino que van a seguir enfrentando retos, agrega.
La otra incógnita es en qué proporción el impacto económico de la vacuna tiene implicaciones de más largo plazo.
"¿En qué medida afecta al aparato productivo, al sistema financiero, al crecimiento potencial de la economía, dado su efecto en la inversión? ¿En qué medida afecta a la productividad y, por lo tanto, al crecimiento potencial de la economía?", cuestiona.
Por lo tanto, es algo que no se sabe , dice, y habrá que esperar a que el problema esté superado.
Momentos cruciales
Javier Guzmán Calafell es un economista egresado de la UNAM, con maestría por las universidades de Lovaina y Yale, y ha ocupado diversos cargos dentro del Banco de México.
Fue director general del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA), que funge como la asociación de bancos centrales de la región, donde se desempeñó como académico.
En el Fondo Monetario Internacional (FMI) estuvo al frente de la dirección ejecutiva en representación de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, España y Venezuela de 1994 a 1999.
Se ha destacado dentro de la Junta de Gobierno por votar de manera diferenciada en las reuniones de política monetaria, decisiones de las cuales afirmó no se arrepiente porque ha "hecho lo que tiene que hacer", bajo el mandato de preservar la inflación baja y estable.
"Mi postura en materia monetaria siempre ha estado guiada por eso, creo que es un esquema en el que cualquier miembro de la Junta de Gobierno debe integrarse, porque ese es el mandato que tenemos por razones muy bien fundamentadas", afirma.
Entre los momentos más difíciles en Banxico, sin duda incluye en primer lugar a la emergencia por el Covid-19, pero también cuando cayeron los petroprecios, la fuerte depreciación del tipo de cambio, el alza en gasolinas y cuando Agustín Carstens dejó de ser gobernador del banco.
"Haciendo una evaluación del conjunto de medidas que se han tomado para enfrentar la pandemia, desde mi punto de vista, el desempeño del banco central ha sido adecuado", destaca.
Con la carga de trabajo que han tenido este año, confiesa que no ha tenido tiempo para pensar en la cuenta regresiva en Banxico, pero se dice satisfecho por su trayectoria de 40 años.
"Estoy muy agradecido con Banxico por todo lo que me ha dado, no sólo por satisfacción profesional, sino agradecimiento con la institución por la oportunidad que me dio", afirma.