La Soyuz MS-12 aterriza con éxito en la estepa kazaja

La Soyuz MS-12 aterriza con éxito en la estepa kazaja

La nave rusa Soyuz MS-12, con tres tripulantes de la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo, aterrizó hoy con éxito en la estepa kazaja, informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales de Rusia.

La cápsula de descenso tocó Tierra a las 10.59 GMT al sureste de la ciudad kazaja de Zhezkazgán con el cosmonauta y comandante de la Soyuz Alexéi Ovchinin, el astronauta de la NASA Nick Hague y el astronauta emiratí Hazza al Mansouri a bordo.

Al Mansouri, el primer astronauta de los Emiratos Árabes Unidos en viajar a la EEI, solo permaneció ocho días en la plataforma orbital, en tanto que Hague y Ovchinin han estado en la plataforma orbital 203 días en total.

Para el astronauta de la NASA fue el segundo vuelo al espacio, mientras que para el cosmonauta ha sido el tercero. Los dos llegaron a la EEI en un segundo intento en marzo, después de que el primero fracasara solo dos minutos después del lanzamiento en octubre de 2018 por un fallo en un sensor en el cohete portador Soyuz-FG.

La nave aterrizó casi tres horas y media después de haberse desacoplado la Soyuz de la EEI.

Los servicios de evacuación sacaron muy rápidamente cada uno de los tripulantes de la cápsula de descenso, empezando por Ovchinin y Hague, seguido por de Al Mansouri.

Tras el aterrizaje fueron recibidos con melocotones y dátiles, un deseo de Ovchinin y el emiratí.

Después de unos diez minutos tras ser extraídos de la cápsula fueron llevados a un centro médico instalado en plena estepa kazaja para someterse a una evaluación médica.

Desde Karaganda, Kazajistán, donde se recuperarán del vuelo, Hague se subirá a un avión de la NASA para regresar a casa, mientras que Al Mansouri y Ovchinin volverán a la base de entrenamiento en la Ciudad de las Estrellas, en las afueras de Moscú.

Durante su estancia en la EEI efectuaron experimentos científicos ya iniciados por sus compañeros.

En la EEI permanecen los cosmonautas Alexandr Skvortsov y Oleg Skripochka, los astronautas de la NASA Christina Koch, Jessica Meir y Andrew Morgan, y el astronauta italiano de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) Luca Parmitano, que forman la misión 61.

La expedición hará durante más de seis meses 250 investigaciones científicas en los campos de la Biología, de la Ciencia de la Tierra, la Física, la investigación humana y el desarrollo tecnológico.

Otra investigación que facilitará la tripulación de la plataforma orbital será sobre el chaleco AstroRad, que será probado en la EEI como traje protector para los astronautas ante la exposición de la cada vez mayor radiación a medida que se preparan para volar a la Luna y después a Marte.

Además llevará a cabo diez caminatas espaciales. En una serie de ellas los tripulantes de la EEI instalarán dos nuevas baterías de iones de litio para dos de los canales de energía solar de la estación.

Más adelante hay previstas caminatas para actualizar y reparar el Espectrómetro Magnético Alfa, un instrumento científico clave instalado en el exterior de la EEI para estudiar la materia oscura y los orígenes del universo.

La NASA, a través de su programa Artemis, enviara en 2024 la primera mujer y el próximo hombre a la superficie de la Luna.