Países europeos pueden obligar a Facebook a quitar material

Países europeos pueden obligar a Facebook a quitar material

El máximo tribunal de la Unión Europea falló el jueves que los países miembros pueden obligar a Facebook a sacar o bloquear contenidos ilegales, en un caso que deja en relieve la responsabilidad social de las grandes empresas tecnológicas.

El fallo de la Corte Europea de Justicia, que no puede ser apelado, es considerado un golpe para Facebook y otros medios sociales de internet que ahora deberán vigilar más lo que surge en línea.

Las empresas de internet sólo serán obligadas a tomar acción si reciben una orden de un tribunal de un país de la UE, no de un gobierno. Ello implica que cualquier pedido será sujeto a un proceso más largo que una simple denuncia presentada ante un ente regulador.

"Las leyes de UE no impiden que una plataforma de internet como Facebook reciba órdenes de sacar contenidos idénticos o, en ciertos casos, equivalentes a comentarios considerados ilegales", determinó el tribunal.

"Aparte de ello, las leyes de la UE no impiden que dicha orden sea aplicada a nivel mundial, dentro del marco de la ley internacional relevante que los estados miembros deben tomar en cuenta".

El fallo surge después de que una política austríaca, Eva Glawischnig-Piesczek, demandó a Facebook debido a un artículo que ella consideró calumnioso e insultante y que podía verse a nivel mundial. El usuario había colocado un artículo sobre el apoyo que ella le ha dado a refugiados y que venía acompañado de una foto de ella.

Un tribunal austríaco falló a favor de Glawischnig-Piesczek, quien era presidenta del Partido Verde. El máximo tribunal del país entonces le pidió al tribunal de la UE una interpretación de una norma europea según la cual las plataformas online no son responsables de contenidos ilegales de los que no se han percatado, siempre y cuando actúen rápidamente para quitarlos una vez se enteren de ellos.

Facebook denunció que el caso despierta dudas sobre la libertad de expresión. La red social ya cuenta con un sistema para restringir contenidos que violen las leyes de un determinado país.

"Esta fallo va mucho más lejos", declaró Facebook en un comunicado.

"Socava el antiguo principio de que un país no tiene el derecho de imponer sus leyes de libertad de expresión a otro país", añadió.