El arte contemporáneo latinoamericano sale del museo

Exhiben obras de creadores en Feria ARCO

El arte contemporáneo latinoamericano sale del museo

Madrid.- El arte contemporáneo latinoamericano quiere salir del museo y plantarse en la calle, quiere que las obras sean parte del urbanismo de las ciudades y que los habitantes de las mismas metan también sus manos en el proceso de creación para que no les sean ajenas.

Es el mensaje del proyecto sociocultural cubano Dedelmu, Detrás del Muro, que expone estos días en la feria de Arte Contemporáneo de Madrid (ARCO), pero también de una región que no quiere, ni puede, escapar de su situación social, política y económica, y que quiere quitarse de encima el adjetivo "elitista" que en muchas ocasiones acompaña al arte contemporáneo.

"Había que hacer algo para alimentar el espíritu de la gente más humilde, que es la que no va al museo, a la galería y la que sabe menos de arte y la experiencia ha sido muy exitosa", cuenta a Efe Juanito Delgado, director de Detrás del Muro.

Según narra, tras tres ediciones del proyecto que trabaja de forma muy directa con la Bienal de La Habana, se dan situaciones bien distintas a las que sucedían antes: "la gente te agradece, te pregunta cuando es la Bienal, cuando es Detrás del Muro... ha sido una experiencia hermosa, toda la comunicación entre el artista, la obra y el público", prosigue.

EL ARTE Y LA SOCIEDAD, INSEPARABLES 

EN AMÉRICA LATINA

América Latina, una región de más de 40 países, muchos de ellos en forma de isla, no puede definirse como una unidad indisoluble y uniforme, pero que como una ristra de Estados que desde hace décadas comparten ciclos sociales y políticos, ideologías y costumbres, tendencias

 y problemáticas.

Así, el arte contemporáneo latinoamericano encuentra en esa idiosincrasia un camino para expresarse y una forma de contribuir al progreso de una región siempre a las puertas del éxito.

"Yo lo veo en Cuba pero también en otros sitios de América Latina, donde hay mucho interés en tener un contacto directo con la gente de la calle, con el público, en el metro, en los lugares donde hay más concentración de gente y con todos los estratos sociales", apunta a Efe el artista Elio 

Jesús Fonseca.