El escultor Javier Marín dona a la UASLP su obra gráfica Siluetas pequeñas

La instalación está constituida por 32 piezas de mediano formato, se exhibe en el Centro Cultural Universitario Bicentenario

El escultor Javier Marín dona a la UASLP su obra gráfica Siluetas pequeñas

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí a través de la División de Difusión Cultural invita al público en general a visitar la obra gráfica del reconocido artista Javier Marín que se ubica en el Centro Cultural Universitario Bicentenario.  

Las obras corresponden a la producción gráfica de Javier Marín y fueron donadas a la UASLP, acción que complementa y enriquece el acervo artístico de la institución. La instalación está constituida por 32 piezas de mediano formato, cada una conformada por una impresión y dibujo sobre papel de fibra de kozo.  

La estampa que se puede apreciar en cada pieza está realizada con la técnica de monotipo, la cual, da como resultado una sola imagen, no seriada, lo que hace a la composición única e irrepetible. El papel que se utilizó para la realización de las obras está hecho a mano a partir de fibras extraídas de la corteza del árbol de kozo, usado durante siglos en China y Japón en diversas artes tradicionales. 

Sobre su obra, el artista Javier Marín dijo que ésta es una serie que tiene que ver con unos primeros experimentos que realizó, "en los que dejaba un poco de la composición de mi trabajo al azar, lo que hacía era crear personajes, en este caso siluetas, que dejaba caer en un papel blanco y permitía que el azar fuera el que diera un orden y que platicaran una historia siempre diferente". 

Comentó también que espera que al público le guste su obra, "es difícil cambiar cuando la gente te acepta con un tipo de obra, en mi caso monumental o gran formato, y ahora cambiar a obra bidimensional, pero entiendo que es un proceso natural y por eso estoy tranquilo, espero que les guste, que la acepten y que se identifiquen". 

La colección montada en el Centro Cultural Universitario Bicentenario se caracteriza por las particulares formas del artista michoacano, las imágenes remiten a escenas mitológicas, en algunos casos, los personajes son representados en batallas campales acompañados de caballos, otras veces, son sus esqueletos los que se encuentran en lucha.