El FCE distribuirá 100 mil ejemplares de 21 títulos de forma gratuita en todo el país

El FCE distribuirá 100 mil ejemplares de 21 títulos de forma gratuita en todo el país
Paco Ignacio Taibo II / Foto: El Universal

Paco Ignacio Taibo II, director del Fondo de Cultura Económica (FCE), anunció esta mañana que el Gobierno federal repartirá por el país 21 títulos de libros, cien mil ejemplares cada uno, de grandes autores mexicanos. Entre ellos están lo mismo Octavio Paz que Elena Garro, Carlos Monsiváis que Mariano Azuela.

En conferencia de prensa, detalló que se trata de una colección de obras que comprenden desde la Independencia de México hasta mediados del siglo XX. "Consiste en 21 títulos de 100 mil ejemplares cada uno. Fue financiada por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado", explicó.

Desde Palacio Nacional, Taibo Mahojo reveló que el proyecto tuvo un costo de 45 millones de pesos, en los que ya se incluyen los costos de impresión, el pago de derechos de autor a los herederos o a los autores, y el "microcosto de distribución, mínimo, prácticamente inexistente".

"El costo unitario por cada libro se ponía así en los 21 pesos, lo cual, cuando vean los libros van desde libros de 300 páginas hasta libros de un centenar, pero el costo promedio reunía esto", apuntó durante su exposición frente a los medios de comunicación.

El también escritor señaló que "21 para el 21" nació hace unos meses dentro de lo que llaman la estrategia de una república de lectores, esto con la idea de "producir una gran colección en términos de títulos y ejemplares que nos permitiera una distribución masiva a lo largo y ancho del país".

"Al final optamos por 21 títulos tras largas discusiones en el Consejo Editorial del Fondo de Cultura y tuvimos algunos problemas. En algunos casos, algunos libros que nos interesaba que salieran en esta colección, o las agencias literarias o los herederos no estaban a favor de que sus autores tuvieran una distribución gratuita", contó.

En otros, agregó, las contradicciones eran más complicadas todavía, ya que "mientras los herederos decían ´sí´, las agencias literarias decían ´no´. El hecho es que fue depurándose una lista a partir de lo que había en el Fondo de Cultura a partir de conversaciones con autores que recogieran libros post independencia".

Paco Ignacio Taibo II también afirmó que armar y producir la colección no era tan complicado. Además, relató que la Impresora y Encuadernadora Progreso (IEPSA) trabajó a una gran velocidad los ejemplares, hecho que agradeció.

"Tuvimos problemas de almacenamiento. Dos millones 100 mil libros desbordaban las bodegas del Fondo y de Educal. El problema con la producción de libros en una operación, esta que es la operación más grande que ha habido en la historia de América Latina de regalo de libros, es muy arduo", sostuvo.

Asimismo, el encargado del FCE aseguró que no se puede volantear los libros ni pararse en una esquina y regalarlos. "Tienes que encontrar que el libro indicado llegue al lector posible o el lector indicado. Tienes que crear una distribución fragmentada bajo la lógica de a quién vas, a quién buscas y cómo llegas", enfatizó.

En su intervención, el Presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que el FCE tiene mucha producción de libros. "Yo creo que como pocas veces en la historia se han editado libros que se venden a precios muy bajos y en algunos casos se entregan de manera gratuita porque necesitamos fomentar la lectura", subrayó.

"Es muy importante sobre todo en las nuevas generaciones de jóvenes que se afiance el hábito de la lectura aún con todo el bombardeo que hay de medios electrónicos y lo simplista que resulta ver sólo lo básico, las reseñas, la superficie de no ir al fondo. Entonces es muy importante el fomento a la lectura que se está haciendo en el FCE", consideró.