Francia impone un precio mínimo al reparto de libros para frenar a Amazon

Francia impone un precio mínimo al reparto de libros para frenar a Amazon

París, 16 dic (EFE).- Francia impondrá por ley un precio mínimo a la distribución de libros, una medida que persigue contrarrestar la posición dominante que gigantes como Amazon tienen frente a las pequeñas librerías. 

El proyecto de ley terminó este jueves su tramitación parlamentaria en el Senado, que lo aprobó por unanimidad con 242 votos a favor y ninguno en contra. 

El texto estipula que los vendedores de libros no podrán ofrecer gratuitamente el servicio de entrega, sino que tendrá que ser facturado con una tarifa mínima fijada por decreto. 

Serán los Ministerios de Economía y de Cultura, junto con la Autoridad de Regulación de las Comunicaciones Electrónicas de Correos y de Distribución de Prensa (ARCEP) los que establecerán ese mínimo. 

La FNAC, como otros grandes distribuidores del sector, se habían pronunciado en favor de una horquilla de entre 2 y 3 euros, mientras que la patronal de los libreros SLF quería un precio superior, de 3 a 5 euros. 

En Francia el precio de los libros nuevos es fijo y la nueva ley pretende también evitar rebajas en sus ventas haciéndolos pasar por usados. 

Además, crea un dispositivo fiscal que permitirá a las administraciones municipales subvencionar a las librerías independientes. 

Desde su origen, esta proposición legislativa impulsada por la senadora conservadora Laure Darcos (del partido Los Republicanos) tiene como principal objetivo afrontar el desafío que plantea el modelo de Amazon, que por su parte ha hecho hincapié en que esta nueva regulación encarecerá el precio del libro y eso será una barrera de acceso a estos bienes culturales.