La historia de Tayra

La historia de Tayra

10:

Cualquier cosa es un pretexto: una canica 

de ágata, 

una hormiga bicéfala o una estufa. 

Oulipo utilizaba la utopía como un instrumento para desarmar el patriarcado, o una pistola. 

Escribo entonces una cosa que nunca puede ser, 

como Heisenberg en una bicicleta roja sin un destino cierto. 

Es entonces cuando debo regresar a formas anteriores: 

al verso roto, al poema irracional, a los oráculos. 

Tayra es incapaz de atrapar aves, 

le tiene un pavor endemoniado a los cenzontles. 

Así, amasamos un poema en lengua franca, 

porque la koiné amaneció decapitada, dijeron que portaba minifalda 

y un olor desagradable. 

En día festivo los muertos no pueden incorporarse a la estadística. 

Hoy es día festivo, las vitrinas están vacías, 

pero hay gansos en la calle, cucharitas de plástico en el suelo 

y cuatro aviones silenciosos en su jaula. 

La sombra crece sobre la pared de los palacios.