La historia de Tayra

La historia de Tayra

9:

Nunca pude inhibir en Tayra su hábito

 de perseguir bisontes. 

También camiones de basura y bicicletas, 

ladra sin cesar a la tetera. 

Pero el búfalo es una moneda, especial para lanzar al aire, 

un vaquero le dispara y nunca falla. El vaquero es ciego, cosa notable. 

Las fechas, como los nombres, son lo más  importante. 

El nombre por encima del calibre 

de las balas (SU). 

El papel en el que escribo este poema es amarillo y funciona igual 

que un frasco atrapamoscas: Wittgenstein estaba equivocado. 

Pero bueno, un par de versos más y ya termino, 

antes de que regresen las falenas anoto 

que Han Solo es alérgico a los lobos 

y que la filosofía 

no sirve para sembrar naranjas.

*Sara Uribe