Las ovejas aprenden a contar pastores

Las ovejas aprenden a contar pastores

Fichas de dominó sobre la mesa: los mirones son de palo: 

a veces recuerdo el mar. 

Hay algo de azar en el plato 

de la sopa, el anverso se llenó de arena. 

En realidad, quiero hablar 

de amor,  pero se cruza el tren, el cormorán, 

la seta roja y el canto gutural 

de la marmita. 

Extraño la música en el pabellón de fieltro 

y el arte de capturar batracios, 

la barca del amor sobre un mar de blusas amarillas. 

Puedo seguir con este 

crucigrama 

o tejer una cesta con espejos. 

A propósito, 

mi perra enterró la tibia

de una vaca 

en el jardín de rosas.