México, por favor cuídate mucho: Javier Camarena

México, por favor cuídate mucho: Javier Camarena
El Metropolitan Opera House ha hecho una gala agridulce e histórica. Millones de personas en todo el mundo han podido ver en sus pantallas de computadora, en sus teléfonos celulares, a 40 grandes figuras de la ópera como Sonia Yoncheva y  El?na Garan?a, y a una de las estrellas del momento, el tenor mexicano Javier Camarena.
La audiencia ha echado un vistazo a los espacios más íntimos de cada uno de los hogares de estas celebridades operísticas: las cocinas, los estudios, las salas, sus pianos, sus libreros, la decoración de sus espacios, los colores de sus paredes. Es lo insólito, la privacidad se volvió pública para hacer un llamado al mundo: "mantengan la esperanza". Y para hacer una promesa: "nos volveremos a ver".
Hoy las cifras oficiales reportan casi 3 millones de personas contagiadas por coronavirus y más de 200 mil fallecidos, el confinamiento ha obligado al sector cultural a buscar opciones para continuar en contacto con sus audiencias y, sobre todo, a mitigar el impacto económico.
El Met, una de las casas más prestigiosas del mundo, ha buscado con este concierto "At Home Gala" que los usuarios hagan una donación para preservar el futuro de este gigante de la ópera, un llamado que alerta sobre la realidad de aquellos teatros y casas pequeñas y modestas.
Uno de los últimos participantes de este concierto es el tenor veracruzano Javier Camarena, radicado en Zúrich, Suiza. Su personalidad es conocida por sus seguidores, siempre sonriente, siempre con sentido del humor. Cuanta a la audiencia que está feliz de ser parte del concierto y agradece, sobre todo, a sus vecinos porque tendrán que soportar el volumen de su voz a las 11 de la noche. Quién fuera vecino del tenor que ha sido llamado el Rey de los bises por ser el único cantante que ha sumado tantos encores en tantos teatros que ya es difícil seguir la cuenta.
Y hace un hizo un llamado en español a sus paisanos: "A todo México, por favor cuídense mucho. Estamos empezando la parte más complicada de esta epidemia, tomen todas sus precacuciones en la medida de lo posible, quédense en casa".
Camarena canta el aria de la ópera "Il Pirata" de Bellini, Gualtiero es uno de los roles más complejos que ha hecho el cantante , porque, según él mismo ha contado, su interpretación da la sensación "de estar al borde de un acantilado".
Entonces algo ocurre, Camarena hace un pausa, la pantalla se divide en tres para mostrar también a los  moderadores,  el gerente general del Met,  Peter Gelb y el director de Música, Yannick Nézet-Séguin, pero el cantante advierte que aún no termina su interpretación, entre risas explica que falta la cabaletta del aria, es decir, la segunda parte. Todos sonríen. No hay perfectos sin desperfectos.
Su interpretación, ahora sí, termina. Gelb, sonriente, le promete al tenor que volverá a cantar en el Met y volverá a ofrecer un encore, y sí, también una cabaletta. "Los extraño mucho, espero que todos estén bien y cuídense lo más que puedan. Ayuden al Met, los necesitamos", dirá finalmente el cantante cuya temporada  de "La Cenerentola" de Rossini en Nueva York se interrumpió cuando se cerraron todos los espacios de concurrencia.
"At Home Gala" fue transmitida en la página oficial del Met de Nueva York y también participaron la Orquesta y el Coro del teatro, y cantantes como Nadine Sierra, Erin Morley, Angel Blue, Jamie Barton, Anita Rachvelishvili, Karmele Marchante, Jonas Kaufmann, Laurence Brownlee, Anna Netrebko, entre muchos otros, quienes han interpretado arias de diversas óperas de compositores como Donizetti, Verdi y Puccini.  
Ninguno escuchó aplausos de su público, ese sonido electrizante y ensordecedor. El Met, hasta ahora, no ha informado cuántas personas escucharon el concierto, quizá fueron millones, ojalá. Nos volveremos a ver pronto, prometieron todos, que así sea.