Siete artistas y escritores que murieron de manera trágica o absurda

Siete artistas y escritores que murieron de manera trágica o absurda
Personajes célebres del mundo cultural han fallecido en situaciones trágicas, desde suicidios hasta accidentes inverosímiles como el ahogamiento accidental.
Aquí, siete ejemplos de la literatura, la danza, la música y el teatro más conocidos en México y otras latitudes.
Rosario Castellanos
Rosario Castellanos, nació en la Ciudad de México el 25 de mayo de 1925, y murió en Tel Aviv, Israel, el 7 de agosto de 1974, a consecuencia de una descarga eléctrica provocada por una lámpara cuando salía de bañarse.
La muerte de la destacada escritora ensombreció el panorama cultural de nuestro país y repercutió en el resto del mundo. Sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres
El mundo de Rosario Castellanos estuvo cifrado por el feminismo, reflejando en sus poesías y ensayos la condición femenina de muchas mujeres, es por ello que su vida fue como espejo de las mujeres de su tiempo mediante la expresión de la dualidad aceptación-resistencia de lo regido por la figura ideal y del universo de lo inmediato. Edificó un universo a partir de algunas formas de dominación social.
En 26 años, de 1948 a 1974, Rosario Castellanos dedicó su vida a crear una obra que la expresara de cuerpo entero y que al describirla fuese una especie de registro del mundo en el que le tocó vivir; lo femenino en su obra es un tema fundamental.
Eduardo Mata
Eduardo Mata, director de orquesta y compositor mexicano, considerado uno de los directores de orquesta más importantes de México y del extranjero, murió el 4 de enero de 1995 a los 52 años en un accidente aéreo, cerca de Cuernavaca, Morelos. La avioneta en la que viajaba se desplomó, al parecer debido a una falla mecánica.
El músico fue cofundador y presidente honorario de la Sociedad Mahler México; estudió en el Conservatorio Nacional de Música donde conoció al maestro Carlos Chávez, con quien estudió composición de 1960 a 1963.
Dirigió como huésped las filarmónicas más importantes de Alemania Federal, Suecia, Dinamarca, Italia, España, Holanda y Estados Unidos. En América fue invitado a las mejores agrupaciones en Argentina, Perú, Venezuela, Brasil y El Salvador. Durante su etapa más activa llegó a dirigir 90 conciertos en un año, además de grabar
50 discos.
Tennesse Williams
Tennesse Williams, uno de los dramaturgos esenciales del siglo XX, fue encontrado muerto el 25 de febrero de 1983, Williams fue encontrado muerto en su suite del Hotel Elysée en Nueva York a los 71 años.
El informe del médico forense indicó que murió atragantado con el tapón de un envase de gotas para los ojos que utilizaba con frecuencia, el cual debió intentar abrir con los dientes. Un informe forense modificado indicó que el uso de fármacos y alcohol pudo haber contribuido a su muerte por la supresión de su reflejo nauseoso. Se encontraron medicamentos recetados, incluyendo barbitúricos, en la habitación.
En sus obras el foco de la atención se centra en el análisis de los sentimientos, presentados como el enigma principal al que se enfrenta el ser humano.
En 1948 ganó el Premio Pulitzer de teatro por Un tranvía llamado Deseo, y en 1955 por La gata sobre el tejado de zinc. Además de estas dos obras recibieron el premio de la Crítica Teatral de Nueva York: El zoo de cristal (1945) y La noche de la iguana (1961). Los críticos del género sostienen que Williams escribía en estilo gótico sureño. Es conocido mundialmente porque muchas de sus obras han sido filmadas.
Antoine de Saint-Exupéry
Antoine de Saint-Exupéry era un aviador experimentado y estaba en una misión de reconocimiento para la fuerza aérea del Francia Libre, el gobierno en el exilio fundado por Charles de Gaulle en 1940, que luchaba contra la Alemania nazi. Nadie sabía cómo o dónde había caído su avión.
Pero en 1998, un pescador encontró en aguas al sur de Marsella un brazalete que llevaba el nombre de Antoine de Saint-Exupéry y de su mujer, Consuelo.
Se trataba de un indicio de que el avión del autor de "El principito" podría estar cerca, hundido en el Mediterráneo.
Albert Camus
"No conozco nada más idiota que morir en una accidente de auto", fue la inoportuna declaración del escritor Albert Camus un día antes de fallecer el 4 de enero de 1960.
Camus murió en un coche cuando viajaba con su amigo Michel Gallimard. Su también editor conducía a gran velocidad por la carretera de Borgoña hasta que el neumático estalló, provocando un encontronazo con un árbol que partió el automóvil.
"El encontronazo con un árbol fue tan violento que el vehículo se partió en tres pedazos. Camus fue a parar a los asientos posteriores. Su muerte fue instantánea", contó el corresponsal de ABC en París, Federico García -Requena, en la crónica "La muerte, imprevista y absurda, de Albert Camus".
Isadora Duncan
Isadora Duncan fue una bailarina y coreógrafa estadounidense, considerada por muchos como la creadora de la danza moderna.
Las trágicas circunstancias que rodean la muerte de Isadora Duncan han contribuido sobremanera a la consolidación del mito, y están envueltas en cierto misterio que la historia no ha conseguido despejar por completo.
Murió en un accidente de automóvil acaecido en Niza (Francia), la noche del 14 de septiembre de 1927, a la edad de 50 años. Falleció estrangulada por la larga bufanda que llevaba alrededor de su cuello, cuando esta se enredó en la llanta del automóvil en que viajaba.
Luis González de Alba
El escritor y político Luis González de Alba se suicidó en su casa de Guadalajara el 2 de octubre de 2016, Tenía 72 años. Fue uno de los dirigentes del Movimiento Estudiantil del 68; fue detenido el 2 de octubre en Tlatelolco y a partir de ello escribió Los días y los años en la cárcel de Lecumberri, donde estuvo preso dos años.
González de Alba también fue un destacado periodista, divulgador de la ciencia y activista por la diversidad sexual; junto con Carlos Monsiváis y la directora teatral Nancy Contreras publicó en 1975, en la revista Siempre!, el primer manifiesto en defensa de los homosexuales.