La cumbre suscita reacciones dispares

La cumbre suscita reacciones dispares
Berlín, Ale.- La cumbre entre el presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un suscitó reacciones dispares en el mundo: en Corea del Sur muchos ciudadanos aplaudieron con alivio la posibilidad de paz, mientras China mencionó la posibilidad de eliminar las sanciones sobre Pyongyang.

Irán advirtió, señalando su propia experiencia, que no se puede confiar en Trump.
“Estados Unidos y Corea del Norte han estado en una situación de antagonismo durante más de medio siglo”, dijo el ministro de relaciones exteriores de China Wang Yi.

“Hoy, el hecho de que los máximos líderes de los dos países puedan sentarse y hablar como iguales tiene un significado importante y positivo y es algo que marca historia”, agregó.

Poco después, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China Geng Shuang dijo que las sanciones impuestas por la ONU sobre Corea del Norte podrían ser derogadas o al menos suspendidas.

Irán, sin embargo, advirtió que no se puede confiar en Trump, ya que podría anular cualquier acuerdo nuclear con Corea del Norte de la misma manera
que abandonó el histórico acuerdo nuclear con Irán logrado en 2015.