Tenso encuentro entre EEUU e Irán en el estrecho de Ormuz

Tenso encuentro entre EEUU e Irán en el estrecho de Ormuz

A-AA+

La Marina de Estados Unidos tuvo un tenso encuentro con la Guardia Revolucionaria paramilitar de Irán en el estratégico estrecho de Ormuz, explicó el cuerpo el martes.

Tres buques de la Guardia mantuvieron un encuentro "inseguro y poco profesional" mientras el USS Sirocco y el USNS Choctaw County navegaban el lunes por la estrecha boca del Golfo Pérsico, explicó la 5ta Flota de la Marina, con base en Oriente Medio.

Una de las tres embarcaciones rápidas de la Guardia navegó directamente hacia el Sirocco antes de cambiar el rumbo, agregó la Armada, que apuntó que su buque disparó una bengala de advertencia durante el incidente.

Un breve video distribuido por la Marina mostró lo ocurrido.

Irán no reconoció de inmediato el incidente en el estrecho, por el que pasa la quinta parte del comercio mundial de petróleo.

El episodio se produce en un momento de elevada tensión en la región ya que el histórico acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y las potencias mundiales sigue duda por el estancamiento de las negociaciones para revivirlo.

Por otra parte, la agencia de supervisión nuclear de Naciones Unidas afirmó que, ante el impasse, Irán planea enriquecer uranio en un segundo grupo de centrifugadoras avanzadas en sus instalaciones subterráneas de Fordo.

Los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica verificaron el martes que el país se estaba preparando para enriquecer uranio a través de una nueva cascada de 166 centrifugadoras IR-6 avanzadas en la planta, próxima a la ciudad sagrada chií de Qom, a unos 90 kilómetros (55 millas) al suroeste de Teherán. Enriquecen el producto a hasta un 20% de pureza.

Según el OIEA, la República Islámica no reveló el nivel que obtendrá en la segunda cascada, cuya existencia tampoco reconoció públicamente.

El acuerdo de 2015 prohibía el enriquecimiento en Fordo. Protegida por las montañas, la planta está rodeada de cañones antiaéreos y de otras fortificaciones. Tiene el tamaño de un campo de fútbol y es lo suficientemente grande como albergar hasta 3.000 centrifugadoras, pero lo suficientemente pequeña como para que los funcionarios estadounidenses sospechasen de que tenía fines militares cuando expusieron públicamente su existencia en 2009.

En este ambiente de tensiones, se sospecha de Israel ha llevado a cabo una serie de ataques dentro y fuera de Irán contra el país, incluyendo el asesinato del arquitecto de su antiguo programa nuclear con una ametralladora por control remoto.