Crecidas pegan a pescadores

Tabasqueños piden ayuda de las autoridades locales y federales

Crecidas pegan a pescadores

Emiliano Zapata, Tab.- Los pescadores de las comunidades de El Pochote y San Román, en este municipio, están atravesando su peor crisis de los últimos 13 años debido a que el río Usumacinta se desbordó, las ocho lagunas donde trabajan subieron de nivel y ha sido más complicado encontrar tilapias, mojarras y robalos.

En esta zona de Tabasco, el cielo permanece grisáceo la mayor parte del tiempo.

Durante el día y la noche caen tormentas que pueden durar sólo unos minutos o incluso horas, pero cada gota representa la probabilidad de que el Usumacinta se siga extendiendo.

El Pochote y San Román son lugares tradicionalmente pesqueros. Afuera de cada casa se observa un bote, redes y las herramientas que los habitantes utilizan para hacer su trabajo. En un día común, los pobladores pueden recolectar hasta 100 kilos de pescado; sin embargo, ahora, en medio de las inundaciones, son contados los peces que muerden el anzuelo.

Para estos tabasqueños, una red vacía representa permanecer con el estómago vacío, por lo que han tenido que buscar otro tipo de empleo en el centro de Emiliano Zapata o trasladan en sus botes a las personas que quieren cruzar las áreas afectadas. De acuerdo con información municipal, en Emiliano Zapata hay alrededor de mil 500 afectados por las inundaciones en 14 comunidades. 

"No hay casi pesca. Como el agua está desparramada por todos lados es difícil. Cuando nos va bien conseguimos 10 ensartas —cada una de tres o cuatro mojarras— y ahora son tres o cuatro ensartas", señala María del Rosario Mendoza.