Indignación en Brasil por homicidio de hombre de raza negra

Indignación en Brasil por homicidio de hombre de raza negra

Un hombre de raza negra murió luego de ser golpeado por guardias de un supermercado en la ciudad de Porto Alegre la víspera del Día de la Conciencia Negra, lo cual desató indignación luego de que se publicaron videos del incidente en redes sociales.

Un breve clip muestra a un guardia sujetando a João Alberto Silveira Freitas el jueves en la puerta de un supermercado Carrefour mientras otro le da puñetazos en la cara. Un empleado de la tienda estaba al lado grabando imágenes. En otros clips se ve a un guardia arrodillado sobre la espalda de Freitas.

Docenas de manifestantes entraron a un Carrefour en Brasilia el viernes, coreando en portugués "¡Las vidas negras importan!". Uno sostenía un cartel con la leyenda: "No compres en Carrefour. Podrías morir".

Dentro de otro Carrefour en Río de Janeiro, manifestantes gritaban "¡Carrefour asesino!" mientras un hombre negro estaba parado sobre la banda de una caja registradora. La tienda se vio obligada a cerrar.

En Sao Paulo, un grupo de inconformes destrozó el ventanal delantero de un Carrefour, tiró mercancías al piso e inició un incendio que los empleados extinguieron rápidamente.

En un comunicado, Carrefour deploró la "muerte brutal" de Freitas y dijo que anulará su contrato con la empresa de seguridad, despedirá al gerente de turno de la tienda y cerrará esa sucursal en Porto Alegre por respeto a la víctima.

Los hombres que golpearon a Freitas han sido detenidos y están siendo investigados por homicidio debido a la asfixia de la víctima y su incapacidad para defenderse, dijo Nadine Anflor, jefa de la policía civil del estado sureño de Río Grande do Sul, del que Porto Alegre es la capital. Uno de los hombres era un agente temporal de la policía militar que se encontraba fuera de servicio, indicó Rodrigo Mohr, jefe de la policía militar del estado.

Ambos hablaron en un video publicado por el gobernador del estado de Río Grande do Sul, Eduardo Leite, que destacó las medidas recientes de la entidad para combatir la intolerancia racial.

"Desgraciadamente, en este día en que deberíamos estar celebrando esas políticas públicas, nos encontramos con escenas que nos provocan indignación a todos debido a la excesiva violencia que provocó la muerte de un ciudadano negro en el supermercado", manifestó.

El Día de la Conciencia Negra que se celebra el viernes es feriado en muchas partes de Brasil. En Río, un grupo de personas participó en un festejo con bailes y música afrobrasileños en la favela de Santa Marta. Miembros de una escuela de samba efectuaron un "lavado" ritual de los escalones que ascienden al vecindario ubicado en una colina.

Las personas de raza negra y los mestizos constituyen aproximadamente el 57% de la población brasileña, pero son el 74% de las víctimas de la violencia letal, según el Foro Brasileño de Seguridad Pública, una organización no gubernamental. El porcentaje es aún mayor —el 79%— para los muertos a manos de la policía.

El sitio noticioso en línea G1 reportó que el incidente del jueves por la noche en el Carrefour de Porto Alegre ocurrió después de una confrontación entre Freitas y un empleado del supermercado, el cual llamó a seguridad. Los guardias eran blancos, según G1.

Después de la muerte de George Floyd este año en Estados Unidos, cientos de miles de personas participaron en protestas de Black Lives Matter en todo el mundo. También tuvieron eco en Brasil, donde manifestantes exigieron justicia por la muerte de un chico de 14 años a manos de la policía en Río de Janeiro.

Manifestantes en Brasilia también se reunieron el viernes frente a una institución gubernamental que promueve la cultura de la gente de raza negra para denunciar a su director, Sergio Camargo, quien es de raza negra. Camargo ha negado que exista racismo estructural en la sociedad brasileña y ha dicho que el movimiento Black Lives Matter es "basura izquierdista".

En declaraciones a los periodistas, el vicepresidente Hamilton Mourão lamentó el incidente en Carrefour, pero rechazó que refleje racismo.

"En Brasil no hay racismo. Eso es algo que quieren importar aquí", afirmó Mourão. ?Yo viví en Estados Unidos. Allá hay racismo".

La cadena francesa de supermercados ha causado polémicas anteriormente en Brasil.

En agosto, un hombre murió en un Carrefour en la ciudad nororiental de Recife; su cuerpo fue cubierto con paraguas y la tienda continuó abierta durante varias horas. Carrefour ofreció disculpas en un comunicado y dijo que modificaría sus protocolos para cerrar sus tiendas en caso de ocurrir alguna muerte.

En 2018, un guardia de seguridad en un Carrefour en el estado de Sao Paulo golpeó a un perro callejero con una barra de metal hasta matarlo. El perro era bien conocido en la zona, y Carrefour accedió a pagar un millón de reales (188.000 dólares) a un fondo para la protección de los animales.