Violencia prende alerta en Morena: Ackerman

Violencia prende alerta en Morena: Ackerman

A-AA+

Tras las elecciones para renovar el Congreso Nacional de Morena, en las que hubo acarreo y hechos violentos, el académico John Ackerman aseguró que estos actos son una llamada de alerta, pero no significa que el movimiento "se haya echado a perder".
"Es un espectáculo lamentable, pero insistir en este punto, esto no implica que Morena se haya echado a perder, sino que es una llamada de alerta para que todos pongamos de nuestra parte para defender el partido y la fortaleza de la 4T", subrayó.
En entrevista con EL UNIVERSAL adelantó que gracias a las brigadas "cazamapaches" impulsadas por la Convención Nacional de Morena han reunido más de 200 denuncias de irregularidades, según un recuento.
Mediante estas denuncias, el fundador del movimiento dijo que buscarán la anulación de la elección ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia y, en su caso, apelarán ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Por ello, invitó a "no tener miedo de esa nulidad, porque no es una muerte jurídica, es un renacimiento que permitiría que las cosas avancen bien".
Los inconformes tendrán cuatro días para impugnar el procedimiento ante la CNHJ, es decir, hasta el miércoles en el caso de las elecciones del sábado y para las jornadas del domingo, la fecha límite es el jueves.
Durante las jornadas acusó que hubo "una acción de acarreo masivo, que es el transporte gratuito a cambio del voto a una persona, esto combinado con la compra del sufragio y la presión y condicionamiento de programas sociales. Ha sido una lamentable utilización de prácticas del viejo régimen", remarcó.
A estos problemas, expuso, se suma la participación de funcionarios en la contienda, lo que ha derivado en señalamientos de uso de recursos públicos, así como de sus cargos para influir en las elecciones internas.
Ackerman Rose puntualizó que tienen reportes de cancelación de casillas en Oaxaca, Chiapas, Puebla, Guerrero, Veracruz, Estado de México y Michoacán.
Pese a que en la Ciudad de México no se canceló la votación en ningún distrito, Ackerman Rose comentó que hay irregularidades, como personas que obtuvieron entre 4 mil y 6 mil votos en una casilla, lo que evidencia "una feria de acarreos".
"En muchos casos hubo violencia, problemas de agresiones entre grupos o resistencia de parte de los mismos militantes frente a un enojo por el acarreo y la manipulación al que estaban siendo sometidos", enfatizó.
Con respecto a la logística de la elección, subrayó que existen faltas graves, porque en la mayoría de los casos no se hizo una contabilidad correcta de las boletas al principio y al final de la jornada. Además, expuso que cada asamblea lo ha realizado de distintas formas.
Calificó los posicionamientos de la dirigencia del partido como "negacionismo" ante lo que ocurrió el fin de semana; incluso, equiparó las declaraciones de Mario Delgado a las del consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, y Ciro Murayama, al señalar que "minimizan las irregularidades".