Acuden más comensales al Comedor de Pobres

En la cuarentena, hasta personas "de buen vestir" se suman a las filas de solicitantes de alimento

Acuden más comensales al Comedor de Pobres

Durante el desarrollo de la emergencia sanitaria generada por la COVID-19, el Comedor de los Pobres de San Antonio A.C., ha incrementado alrededor de 30 por ciento la entrega de alimentos a personas en condición vulnerable, inclusive ciudadanos "de buen vestir", reportó Eduardo Teissier Siller Velasco, encargado del complejo humanitario.

De acuerdo con el activista, detalló que, previo al anuncio de la cuarentena el inmueble atendía diariamente entre 70 y 80 personas, sin embargo, en la actualidad esa cifra pasó de 90 a 100 ciudadanos, incluso hasta 110. 

En entrevista, evaluó que el aumento de apoyo se debe a que más residentes de otras colonias –que habitualmente no acuden- de la capital asisten a solicitar un plato de alimento, "y bendito sea Dios que la comida alcanza para todos".

Indicó que, si bien el apoyo alimentario se concentra en adultos mayores pobres, el martes pasado acudieron dos señoras con nueve niños, quienes pidieron alimento y pese a la demanda, sí alcanzó la capacidad para darles de comer.

Exteriorizó que acuden todo tipo de personas y diversos estratos sociales, inclusive la semana pasada otorgaron comida a unas personas "bien vestidas, se puede decir", que, si bien dudaron en darles les aclararon "que de preferencia, es (el alimento) para gente pobre".

"Todos nuestros bienhechores saben lo que estamos haciendo y que no nos dejen de apoyar, para poder cubrir estas necesidades  que tiene la gente (...) Las personas con medicamento o despensa disponible la pueden traer aquí", comentó.