Celebran Día de las Abejas reconociendo su gran valor

Titular de la Segam llama a proteger su existencia

Celebran Día de las Abejas reconociendo su gran valor

Cada 20 de mayo se celebra "El Día Mundial de las Abejas" e Yvett Salazar Torres, secretaria de Ecología y Gestión Ambiental (Segam), hizo un llamado a la población para que conozcan y se sensibilice sobre la importancia de las abejas y otros polinizadores, y su papel en el mantenimiento de la salud humana. 

Este año, el lema es "Compromiso con las abejas", con especial atención a la producción apícola y las buenas prácticas adoptadas por los apicultores de todo el mundo para apoyar sus medios de vida y ofrecer productos de alta calidad, más aún en un escenario de pandemia por el coronavirus que ha tenido repercusiones innegables en el sector como la afectación a la producción, la venta y en consecuencia el modo de vida de los apicultores.

Detalló que en México existen poco más de 1 mil 800 especies de abejas nativas y que entre sus funciones está la de polinizar el 35 por ciento de los cultivos que nos proveen alimento.

En el caso de las abejas europeas (apis melífera) y de algunas abejas nativas son proveedoras de miel y cera por lo que la problemática de la disminución de estos insectos debe hacernos reflexionar sobre el gran impacto a la biodiversidad y su función en el equilibrio natural.

Como parte de la estrategia de comunicación, difusión y educación ambiental, la Segam promueve materiales sobre la conservación de las abejas como infografías para redes sociales y la "Guía de arbolado urbano y otras formas vegetales de la ciudad de San Luis Potosí".

Para los niños y niñas se diseñaron materiales como el cuento "Amigos en extinción" y el libro para colorear "Amigos para Cuidar", donde se incluye un apartado sobre la importancia de su protección.

A la población en general se recomienda que en vez de atacarlas o ahuyentarlas, las acojan en un lugar preferentemente de plantas medicinales o en un espacio con un buen volumen floral, colocarles agua en un platito con piedras para que al beber no se ahoguen, y si en casa hay jardín mantenerlo con flores melíferas en todas las temporadas del año.