Empieza a saturarse por COVID clínica 50 del IMSS

Tras llenarse primer piso, pasan pacientes al segundo

Empieza a saturarse por COVID clínica 50 del IMSS

Debido al incremento de ingreso de pacientes con la COVID-19, el primer piso del Hospital General de Zona No. 50 del IMSS, dispuesto para atender a dichos casos está lleno, por lo cual, la cobertura se amplió en la presente semana al segundo piso, donde las personas con otros padecimientos están siendo dadas de alta, reportaron trabajadores de dicho nosocomio. 

Los empleados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quienes solicitaron el anonimato por temor a perder su trabajo, indicaron que los pacientes se valoran y se dan de alta, si de "plano" no es posible otorgárselas, se quedan; no se pueden referir a otras unidades porque están igual de saturadas, añadieron.

Las fuentes, relataron que el primer piso tiene capacidad de 50 camas censables y son "contados" los ventiladores mecánicos para los casos más graves; en el segundo piso las tomas de oxigeno medicinal no son suficientes, ni ideales para ese tipo de pacientes.

Los empleados del IMSS anticiparon que, de seguir el alza exponencial de ciudadanos enfermos, el tercer piso del complejo nosocomial también se habilitaría para cubrir la demanda, por ende, suplicaron a la ciudadanía ser conscientes de atender todas las recomendaciones sanitarias como utilizar cubre bocas y no salir a eventos sociales o lugares concurridos si no es necesario hacerlo.  

Aunque el IMSS no ha divulgado la información con precisión, los entrevistados afirmaron que al momento han muerto dos compañeros por la COVID-19: un camillero la semana pasada y antier una doctora jefa de piso del área de neonatología.

Aunado al estrés por ver la llegada de más y más pacientes, dijeron que el turno de guardia o nocturno es casi de doce horas, en donde a la mitad de esa jornada se les permite retirarse el equipo de protección personal para comer e ir al baño, pero después deben bañarse y volver a colocárselo con extrema precaución –como todas las ocasiones- para reducir el peligro de contagios.

"Sí está muy feo por la cantidad de personas que debes atender. Los cuidados que requieren son cada vez más complejos por decirlo así (...) Aguantar el equipo de protección personal durante tantas horas es muy pesado: no puedes ir al baño, tomar agua  o comer hasta que sales", relató una enfermera entrevistada.