Supermercados restan clientes a panificadores

Los costos son más bajos, pero el pan artesanal es más pesado en gramaje

Supermercados restan clientes a panificadores

La presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora Olivia Calderón expuso que los precios de los insumos del pan se han incrementado mucho, hay una fuerte presión inflacionaria y los centros comerciales representan una competencia también mayor porque venden sus panes de harinas congeladas no muy pesados, pero sí causan mermas importantes al mercado del pan artesanal o tradicional. 

Explicó que en el caso de los centros comerciales la situación tiene muchas facilidades, porque ellos no elaboran el pan con harinas de la calidad de las artesanales. Ellos reciben en forma uniforme y en todos lados lo que se conoce como mix, es decir harinas preparadas previamente y que incluso llevan químicos de conservación, que ya preparan en forma uniforme e incluso con un producto congelado que pesa mucho menos que el pan de los negocios tradicionales.

Recordó que incluso hay desigualdades en la puesta a la venta al consumidor final, puesto que un bolillo de un centro comercial puede pesar 40 gramos y los bolillos de la panadería artesanal hasta 70 gramos, es decir esos bolillos de las tiendas de autoservicio no son lo baratos que aparentan, puesto que su precio es ligeramente menor pero también de manera muy importante su peso.

Recordó que incluso hay marcadas diferencias entre el pan dulce que venden los centros comerciales y la misma categoría de las panaderías artesanales. Un pan de esos pesa 60 gramos, y el de las panaderías pesa de 100 a 110 gramos.