Un periodista no debe perder nunca la capacidad de asombro: Javier Verdín

El reportero gráfico ganador del Premio Nacional de Periodismo 2021 participó en las Jornadas de Comunicación y Fotoperiodismo de la FCC.

Un periodista no debe perder nunca la capacidad de asombro: Javier Verdín

A-AA+

Con la presencia de Javier Verdín, Premio Nacional de Periodismo 2021, se llevaron a cabo las Jornadas de Comunicación y Fotoperiodismo, organizadas por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, mismas que contaron con el apoyo de diversos medios de comunicación del estado, entre ellos Pulso.

Durante su charla sobre los retos del fotoperiodismo, Javier Verdín destacó que los fotoperiodistas deben tener pasión y entrega, alejándose de formalismos y estereotipos.

Javier Verdín, quien trabaja para agencias internacionales como Reuters, AP, National Geographic y Al Jazeera, destacó que la fotografía hoy en día ha cobrado una dimensión sustancial para el periodismo del siglo XII. "Hoy ya no se concibe una noticia sin que haya una imagen contundente".

Resaltó que en el nuevo periodismo, la imagen tomó un papel protagónico.  "Antes primero llegaban las noticias y luego las imágenes o fotos. Ahora primero son las imágenes y luego las noticias escritas".

Aseguró que la fotografía digital le quitó algo de la magia a la fotografía análoga en el laboratorio; aunque ahora vienes haciendo lo mismo con el Photoshop, "el nuevo laboratorio".

El Premio Nacional de Periodismo 2021 por el Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo y por la Suprema Corte de Justicia de la Nación con el Premio Nacional de Fotografía 2010, dijo que el fotoperiodismo siempre le deja muchas satisfacciones y logros, pero también muchos peligros y situaciones difíciles de violencia, "pero la foto más difícil que he tomado es la de mis seres queridos y otras con lágrimas, porque los periodistas nunca debemos perder nuestra capacidad de asombro".

En su charla sobre los retos del fotoperiodismo, mencionó que la sensibilidad es una característica fundamental para hacer fotografía, "y más fotoperiodismo, como fotoperiodistas debemos de trasmitir emociones, alegría, tristeza, pobreza, humanidad, deshumanidad, etc. Es uno de nuestros fines..."

Mencionó que él como fotoperiodista vive de la imagen, pues trabaja en varias agencias nacionales e internacionales, pero destacó que no sólo se debe vivir de lo que se publica en redes sociales, "sino que tenemos que aprender a vivir de las fotos, por supuesto bien capacitado, ya no funciona lo empírico; porque el fotoperiodista que no se prepara o no estudia, que no aprende arte y domina mínimo dos idiomas, ni está en continua preparación, no tiene futuro".

Por último, recordó que la pasión es fundamental e indispensable para un fotoperiodista.