Ve Gobierno anomalías en rancho de CO

Subsecretario cuestiona por qué guardias de Ochoa Rojas estaban a "200 km" del diputado local

Ve Gobierno anomalías en rancho de CO

La investigación  que realice la Fiscalía General del Estado en  el caso de las cinco personas muertas, entre ellos dos de sus empleados de en un rancho propiedad del diputado local Cándido Ochoa Rojas,  podría descubrir alguna posible violación a derechos humanos de las víctimas , señaló el subsecretario de Derechos Humanos del gobierno del estado,  Hugo Ulises Valencia Gordillo.

En entrevista, el funcionario indicó que no están cerradas investigaciones paralelas, incluida la de  determinar por qué los agentes asignados al ex secretario General de Gobierno, que fallecieron en un accidente laboral en la propiedad del legislador en la Huasteca, desempeñaban funciones distintas a la tarea asignada.

Valencia Gordillo explicó que se tiene que determinar qué estaban haciendo dos agentes de Seguridad Pública en un rancho donde la persona que tenían que proteger estaba a doscientos kilómetros de distancia.

El funcionario participó  en una reunión privada con visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, funcionarios y agricultores, en donde se habló de la situación de los derechos humanos de los jornaleros agrícolas y otros trabajadores del campo.

Entrevistado al término del evento, Valencia Gordillo dijo que la investigación la podría seguir la Comisión Estatal de Derechos Humanos, con independencia de las responsabilidades penales o administrativas que pudieran surgir, si es el caso de que se les pidió a los elementos de Seguridad Pública realizar funciones distintas las que estaban encomendadas en el servicio público.

Explicó que no es lejana la posibilidad de que se detecte alguna violación a derechos humanos.

Ulises Valencia indicó  deberá tomarse en cuenta cualquier posibilidad que incluya si se trató de un accidente o de un delito.