Alcaldes de grandes ciudades se comprometen a reducir contaminantes

Alcaldes de grandes ciudades se comprometen a reducir contaminantes

 Los alcaldes de las mayores ciudades del mundo, como Los Ángeles, Copenhague, París, Río de Janeiro, Sidney y Tokio, se comprometieron a reducir a la mitad las emisiones de gases contaminantes antes del 2030 para evitar que la temperatura global sobrepase en 1.5 grados centígrados.

El mensaje fue emitido por los líderes de las ciudades que participan en la Cumbre Mundial de Alcaldes C40 en Copenhague, Dinamarca, entre ellos Eric Garcetti, quién fue electo presidente del foro y es alcalde de la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos.

"Con respecto a la acción climática, nadie está haciendo más que las ciudades, sin embargo nadie está haciendo suficiente", afirmó Garcetti, quien sustituye a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en la presidencia del C40, que reúne a 94 grandes metrópolis en la lucha contra el cambio climático.

"Estamos entrando en una década decisiva para la preservación de nuestro planeta y la justicia ambiental para cada comunidad. Es un honor ser presidente del grupo internacional de ciudades C40 en este momento crítico", apuntó.

"Juntos, seguiremos dirigiendo el curso para proteger el mundo y promover una vida mejor y más equitativa para todos los que viven aquí", señaló el funcionario, quien asumirá de manera oficial la presidencia de C40 el próximo 1 de diciembre.

Los alcaldes reconocieron la emergencia climática global y anunciaron así su apoyo a un Nuevo Acuerdo Global Verde, que incluye colocar la acción climática inclusiva en el centro de todas las decisiones que se toman en las urbes para asegurar una transición justa para las industrias que dependen del carbón.

A este llamado se unieron también jóvenes activistas climáticos, representantes de sindicatos, líderes empresariales y la sociedad civil.

"Como alcaldes, nuestra prioridad es proteger la seguridad de nuestros ciudadanos", afirmó a su vez la alcaldesa de París.

"Pronto se cumplirán cuatro años desde que se firmó el Acuerdo de París en nuestra ciudad. Líderes mundiales se reunieron en Nueva York el mes pasado y una vez más no lograron acordar nada cercano al nivel de acción necesario parar detener la crisis climática", refirió.

Apuntó que "su ineptitud amenaza directamente a personas alrededor del globo, mientras el tiempo sigue corriendo en nuestra contra. No hay otra solución que un Nuevo Acuerdo Verde Global sea el instrumento fundamental para ganar esta carrera contra el reloj. Todos los tomadores de decisiones deben asumir la responsabilidad de hacerlo realidad".

Frank Jensen, alcalde de Copenhague, aseveró por su parte que "el cambio climático es la mayor amenaza para la seguridad, la salud pública y la prosperidad. Necesitamos actuar ahora, y debemos actuar juntos. No hay necesidad de dudar".

El Nuevo Acuerdo Global Verde incluye cuatro principios: "el reconocimiento de una emergencia climática, el compromiso de mantener el calentamiento global por debajo del objetivo de 1.5 grados centígrados del Acuerdo de París, la promesa de construir economías más equitativas y avanzar en la causa de la justicia ambiental y la promesa de trabajar con comunidades afectadas desproporcionadamente por el cambio climático y la pobreza".