Lío entre socios pararía a El Realito

Operadora acusa a concesionaria del acueducto de incumplimientos que imposibilitan el servicio

Lío entre socios pararía a El Realito

El conflicto financiero entre las empresas encargadas de la concesión y la operación del sistema hidráulico El Realito ha creado una crisis que ante la "inminente imposibilidad de continuar con la operación por falta de recursos económicos" generaría un paro de operación del acueducto.

Ante ello, la empresa Operadora El Realito SA de CV (OERSA), operadora del sistema, pidió a la Comisión Estatal del Agua (CEA)  a que la apoye para gestionar el cumplimiento de las obligaciones incumplidas por la compañía Aquos El Realito SA de CV, concesionaria del proyecto hidráulico desde 2011, que incluye un adeudo de 121.6 millones de pesos.

Lo anterior queda expuesto en el oficio OPRL-CEA, fechado el 29 de junio pasado, enviado por José Luis Hernández Carrión, gerente general de OERSA, al director general de la CEA, Alfonso Medina Salazar, del que Editora Mival tiene una copia. El documento tiene fecha de recibido de ayer.     

En el documento, OERSA da cuenta de incumplimientos de pagos, fallas, sanciones injustas y la evasión de la responsabilidad de pagar la energía eléctrica del sistema, todas achacados a Aquos.

La compañía quejosa señala que las omisiones, en especial los adeudos, han "afectado gravemente al proyecto" y le comunica al funcionario estatal "la grave situación económica por la que atraviesa el operador". 

El representante de OERSA revela que la empresa no dispone de flujo financiero necesario para realizar los gastos fijos indispensables para su operación, como energía eléctrica, químicos para la potabilización del agua y nómina, por lo que la situación llega a un punto "insostenible".

El escenario se agrava debido a que el pago de la energía eléctrica del mes de junio asciende a 7.5 millones de pesos.

La empresa señala que entiende que la relación contractual es con Aquos, pero que, "dada la emergencia e inminente imposibilidad de continuar con la operación por falta de recursos económicos", recurren al organismo público para que la apoye con la revisión de la situación expuesta.

Sin ese apoyo, advierte OERSA, "se verá imposibilitada para realizar los pagos de gastos fijos", lo que provocará el corte de la prestación del servicio eléctrico y un paro de operación del acueducto.

"No está de más mencionar que dado el contexto actual y delicado que atraviesa nuestro país ante COVID-19, nuestra preocupación se exacerba".

Desde el lunes pasado, el abasto de agua de El Realito está suspendido por una presunta fuga de agua atribuida al concesionario, dejando sin líquido a la zona oriente de la capital.