Por COVID, aplazaron vacunación antirrábica

Cada año se efectúa en marzo; la reprogramaron para julio, todavía en términos tentativos

Por COVID, aplazaron vacunación antirrábica

La campaña de vacunación antirrábica, tiene fecha tentativa para llevarse a cabo en la semana del 28 de junio al 4 de julio del presente año, informó, Raúl Estrada Torres, médico veterinario zootecnista, encargado de la dirección de Zoonosis de los Servicios de Salud en el estado.

La campaña, que regularmente se realiza durante el mes de marzo, se aplazó este año debido a la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, por recomendación de la autoridad federal. Sin embargo sigue activo el servicio de observación antirrábica de animales con sospecha de rabia, preferentemente en domicilios.

A decir de Estrada Torres, que la fecha se confirme o cambie dependerá del comportamiento o avance del COVID y si esto permite que en los municipios liberen restricciones en actividades y hacia la ciudadanía.

El año pasado la meta de vacunación fue de 469 mil 845 perros y gatos, para este año la meta planteada fue de 586 mil 400 animales, entre perros y gatos. Sin embargo se prevén ajustes debido a la contingencia, que obligará a priorizar zonas de mayor densidad de población animal como son los municipios de San Luis Potosí, Matehuala, Rioverde y Ciudad Valles.

Además se prevé que la campaña se enfoque principalmente en cachorros a partir de un mes de edad que no han recibido antes la vacuna antirrábica, ya que estos "no tienen memoria inmunológica como lo podría tener un animal de cuatro años que se vacuna cada año", detalló.

Explicó que no hay riesgos en aplazar la campaña ya que en ocasiones anteriores se ha inmunizado de esta enfermedad hasta al 80 por ciento de la población de perros y gatos en la entidad como apoyo a los municipios.

"Seguramente ha escuchado hablar de la llamada ´inmunidad de rebaño´. En el ámbito de zoonosis, específicamente en la vacunación antirrábica tenemos una muy buena inmunidad en la población canina y felina", enfatizó.

Los animales vacunados, abundó, sirven como barrera para aquellos que pudieran ser susceptibles de contagio, no obstante el margen de seguridad se va reduciendo conforme pasa el tiempo.

Subrayó que si bien en clínicas privadas se puede aplicar la vacuna antirrábica con un costo, el apoyo del personal profesional en veterinaria es aplicarla de manera gratuita con los biológicos que reciben de los Servicios de Salud.

Otro servicio que se suspendió por recomendación de las autoridades federales al iniciar la fase dos de la contingencia por el SARS-CoV-2, fue la de esterilización de animales, misma que podría reactivarse en la misma fecha a finales del mes de junio o conforme se reavive la actividad en los municipios.