Presas de la capital se quedan sin agua

En la de San José,sólo se observa lirio; la de El Peaje apenas está al 5%, reporta Conagua

Presas de la capital se quedan sin agua

Se avecina una muy aguda crisis de agua de fuentes superficiales, pues las presas metropolitanas presentan un nivel ínfimo de agua, que ronda entre el 5% y el 35%, con datos de la Comisión Nacional del Agua.

La presa de San José llegó a una acumulación muy por debajo de su nivel ecológico. La medición de la altura del "espejo" marca cero, y lo único visible es el lirio acuático que se acaba el poco líquido que queda. Es previsible una mortandad de peces si no se les rescata.

De acuerdo al Monitoreo de las Grandes Presas de México, el embalse apenas tiene 32% de aforo. Y es el mejor caso, pues la de El Potosino contiene un 25 por ciento de su aforo normal y El Peaje sólo está al cinco por ciento de su capacidad total.

En temporada de sequía, la presa suele sostener niveles mínimos de agua, normalmente calculados por el Interapas, para evitar la búsqueda de abastecimiento por otras fuentes, y sin embargo, en esta ocasión ni siquiera hay un mínimo de almacenamiento.

Lo que aún queda de líquido se encuentra totalmente cubierto por lirio acuático y millones de toneladas de azolve, acumulados de 1904 a la fecha.

El organismo operador enfrenta la exigencia de las dependencias públicas del medio ambiente de conservar una parte de reserva de agua para permitir que la fauna acuática pueda respirar en la superficie.

Sin embargo en vista de que el lirio ha rebasado el nivel del agua que aún queda, no hay áreas donde los peces pueden tomar oxígeno para seguir sobreviviendo, y se sigue abatiendo el nivel.

El peor periodo de sequía recordado en las presas se dio entre  2008 a 2011, en los que las lluvias fueron muy escasas y el Interapas se vio obligado a perforar 4 pozos para el abastecimiento de agua a varias colonias de la zona metropolitana.