"Queseras perderán reputación si no muestran que cumplieron"

Queseras perderán reputación si no muestran que cumplieron
El anuncio que hizo la autoridad sobre la suspensión inmediata de la venta de quesos de manera generalizada y sin especificar exactamente cuáles son, causó un daño a la reputación de las empresas, pero será difícil revertir mientras esas marcas no demuestren que realmente ya cumplieron con las observaciones.
El socio de Hogan Lovells, Ernesto Algaba, dijo que las 19 marcas —que la autoridad señaló por incumplir las normas mexicanas— tienen dos vías para atender el tema: por una parte las herramientas legales como los amparos o encontrar mediante el diálogo una solución que compruebe que ya cumplieron con la normatividad. Para el abogado, el problema fue que la Secretaría de Economía y la Profeco emitieron un comunicado en el que no detallan qué tipo de quesos son los que incumplen con la norma.
De manera generalizada dijeron que no podrán venderse diversos quesos de las marcas: Fud, Nochebuena, Premier plus cuadritos, Zwan, Caperucita, Burr y Precissimo, así como Frankly, Selecto Brand, Galbani, Lala, El Parral y Portales, también Walter, Sargento, Cremería Covadonga, Aurrera y Philadelphia.
Así que esa situación provoca muchas consecuencias como las pérdidas de producto, caída de la reputación con los consumidores, afectaciones a la imagen de los productos e impacto económico, entre otras. Por lo que es importante que demuestren a la autoridad que sí cumplen con las normas, como lo dijeron diversas marcas en comunicados emitidos el día de ayer miércoles.
El socio expuso que siempre hay medios de impugnación para contrarrestar los efectos de una medida de esta índole aunque los resultados pueden ser limitados, por lo que en el caso de aquellas empresas cuya reputación se dañó será difícil que puedan conseguir la reparación del daño, porque no es fácil de lograrse.
Dijo que para acudir a un juicio de amparo o demanda de nulidad, las diversas empresas deberán hacer un análisis de cumplimiento de productos para demostrar que sí cumplen y esperar una resolución que puede suspender o no la medida que prohíbe comercializar los quesos, lo que tomará 3 o 4 días. Pero también hay que buscar un diálogo con las autoridades para revisar si realmente existe o no el incumplimiento de productos en los mercados. Diálogo que, de acuerdo a la Profeco, iniciará este jueves ya que habrá reuniones con cada empresa productora de quesos para revisar el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana para el queso y el etiquetado.