Variaciones sobre el aliento

El solsticio fue ayer y oficialmente estamos en verano. Los meses de calor, la temporada de lluvia, ¿las vacaciones? Ojalá. Esperemos no pasar de «la maldita primavera» al «verano criminal». Ojalá haya oportunidad de recobrar el aliento. Pero es día del padre y de seguro habrá fiestas y muchos brindis, aunque San Luis Potosí, como la mitad del país, sigue en color naranja en el semáforo de riesgo. 

En realidad el naranja es el nuevo rojo. Hasta este sábado en el estado iban oficialmente 131 defunciones y 2191 casos acumulados de contagio por la covid-19, 45 % de positividad al SARS-Cov-2 y una tendencia a la alza en casos hospitalizados. San Luis Potosí está en octavo lugar nacional de incremento (77 %). De 23,653 casos activos, en nuestro estado hay 476. 

Es verano y los niños están de vacaciones escolares, a la espera del posible retorno en agosto. Muchos padres que pudieron hacer trabajo desde casa han regresado a sus labores, así sea un día sí y otro no. Buena parte de la población no ha parado pero se han perdido más de 15 mil empleos en todo el estado durante la contingencia y el panorama sigue siendo incierto a nivel mundial.

Esto de la «nueva normalidad» no ha sido fácil para la mayoría. Los ánimos están caldeados en muchos aspectos de nuestra vida social. De lo económico a lo religioso o de lo político a lo laboral. Motivos hay, pero nos exasperamos (muchos) más fácilmente. El debate, necesario para la vida pública, cada vez es más difícil ante el insulto fácil y la descalificación sin pruebas (y si hay pruebas se obvian en razón de la afinidad ideológica o de intereses). Por ejemplo, los casos del comediante invitado a un foro sobre racismo por una instancia oficial, las declaraciones de J.K. Rowling o el asesinato de activistas (de lo ecológico a lo transexual) deberían llevar a analizar a profundidad los prejuicios y las urgencias de cambio de nuestro sistema. Ay de quien lo intenta. Lo anecdótico como espectáculo le gana a lo reflexivo.

Hasta los suspirantes a cargos públicos en 2021 ya han mostrado su «nueva ansiosidad» y se están dando con todo, lícito o no. Un día sí y otro también se toman fotos y hacen aparecer noticias en sus medios. Hay que cotejar cada información varias veces, verificar que aparezca en varios medios, antes de creer lo que dicen del otro. Las patadas por debajo de la mesa están al 3x2, como las ofertas de cierto súper que han ganado ya varios rounds a doña Susana Distancia. 

Durante esta contingencia muchos queríamos ir a tirarnos al pasto de un parque, con un libro y muchas nubes, pero los parques (Morales, Tangamanga I y II de la capital del estado, Tantocob de Ciudad Valles y Los Azahares de Rioverde estuvieron cerrados. Abrirán apenas a partir de mañana lunes solo de 6 a 11 de la mañana, porque no son actividad «esencial», es decir, no dejan dinero. Parece que los parques no son importantes a menos que sean «parques industriales» y mejor abrieron antes los gimnasios para quienes quieren salir a ejercitarse. Cosas de la «esencialidad» que conlleva la «nueva normalidad», supongo. El rigor con que se aplican las leyes no es el mismo en todos los casos, y a veces la única lógica visible es la económica. Quizá por eso funcionan bares que se hacen llamar restaurantes, supermercados en lugar de tianguis, y se venden refrescos llenos de azúcar en lugar de cerveza. 

Espíritu en hebreo es ´ruaj´ o ´ruah´, que significa ´aliento de vida´. Aliento o aire. El soplo de Dios, la brisa o viento que nos hace respirar profundo y nos empuja. Los griegos llamaron Eolo a este soplo que según su intensidad nos hace sentir que todo puede nufragar o todo va viento en popa para sentir que vamos en el camino correcto. 

En fin. Es tiempo de compartir palabras de aliento, aunque irónicamente el aliento sea el conductor del coronavirus. Inspirar, exhalar. Los suspiros son inevitables aunqu podrían ser fuente de contagio. Al final, todo es un soplo. Necesitamos la palabra, alentarnos (de aliento) para no alentarnos (de velocidad), aunque sea de lejos, a metro y medio, aunque sea por mensaje de whats o por videollamada. 

https://alexandroroque.blogspot.com

Correo: debajodelagua@gmail.com