Entre gritos de "le tocaba a Morena" y "traidores a la patria" inicia el tercer año de actividades legislativas

El primer periodo ordinario de sesiones del tercer año de trabajo del Congreso del Estado inició con mantas, consignas y señalamientos en contra de la nueva Directiva que encabeza la diputada panista Vianey Montes Colunga, órgano que fue calificado de "gandalla" por la bancada morenista, cuyos miembros reiteraron que tocaba a esta fracción dirigir al Poder Legislativo.

La declaratoria de apertura del periodo, con presencia del secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías como representante del Poder Ejecutivo y la magistrada Olga Regina García López en representación del Poder Judicial del estado, tuvo como marco una gran manta que montaron los morenistas detrás de las sillas de la Directiva, en el salón de plenos "Ponciano Arriaga Leija", en la cual se leía "Directiva a Modo Gandalla", consigna que se sostuvo mientras las y los legisladores cantaban el Himno Nacional.

Afuera, en la Plaza de Armas, grupos afines al Movimiento de Regeneración Nacional también se manifestaron.

Durante la breve sesión, integrantes del grupo parlamentario morenista gritaron consignas como "le tocaba a Morena" y llamaron "traidores a la patria" a legisladores de otras bancadas.

Recordaron que Morena respetó que en el primer año que el PAN ocupara la presidencia de la Directiva y en el segundo año lo hiciera el PRI, para que en el tercer y último año Morena tuviera su turno a través de la diputada Alejandra Valdés Martínez, a la cual finalmente no se le permitió ocupar la posición.

En la plaza, además de las quejas contra legisladores del PAN y Movimiento Ciudadano, también hubo acusaciones de "traidoras" para las diputadas Paola Alejandra Arreola Nieto (PT) y Rosa Zúñiga Luna (Morena), que en la elección de la Directiva no hicieron equipo con sus compañeros de coalición.

Al final, la presidente Vianey Montes Colunga dio por terminada la sesión solemne de apertura y citó a sesión ordinaria para el viernes 18 de septiembre, en tanto las consignas morenistas arreciaban en el interior del recinto.