La nueva prevención para normalidad laboral

El IMSS y las secretarías de Economía y del Trabajo y Previsión Social emitieron un manual con las medidas de seguridad que deberán implementar los centros de trabajo ante la gradual reactivación

La nueva prevención para normalidad laboral

esde establecimiento de horarios alternados de comidas, baños y actividades cotidianas hasta adecuación de espacios en las empresas, establece los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral del Gobierno Federal.

El documento de 31 páginas donde participan el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretarías de Economía, de Salud (Ssa) y del Trabajo y Previsión Social (STPS), detalla en puntos específicos que, en teoría, deberán evitar la propagación del virus SARS-Cov-2 en la base trabajadora del país, y por ende, de San Luis Potosí.

De acuerdo con la Ssa de Gobierno del Estado, una vez reactivadas las citadas industrias en la entidad, se prevé que la movilidad de la población crezca hasta un 30 por ciento, por lo cual, habrá un seguimiento puntual en ese sector productivo, a fin de evitar la explosión de contagios que colapsen el sistema de salud.

Seguridad e higiene en el trabajo

Reitera que la sana distancia comprende dos vertientes: una, es ante la presencia de síntomas de enfermedad respiratoria y dos, la modificación de hábitos para favorecer una distancia mínima de 1.5 metros entre las personas que no usan equipo de protección personal (EPP).

Recalca que será de vital importancia evitar el hacinamiento en espacios, así como garantizar la disponibilidad permanente de agua potable, jabón, papel higiénico, gel con base de alcohol y toallas desechables para el secado de manos.

Precisa como indispensable, acordar horarios alternados de comidas, baños y actividades cotidianas para reducir el contacto entre los empleados; aumentar el número de unidades para el transporte de personal, en aras de reducir el hacinamiento, la probabilidad de contagios, guardar la sana distancia y ventilación natural en las mismas.

Control de ingreso-egreso 

Al ingreso de trabajadoras, clientes y proveedores, las fábricas deberán establecer un filtro sanitario con base en el "Lineamiento general para la mitigación y prevención de Covid-19 en espacios públicos cerrados", esto, para identificar personas con infección respiratoria aguda (IRA).

En caso de detección de empleados con signos de enfermedades respiratorias o temperatura corporal mayor a 37.5 grados centígrados (°C), designar un área de estancia y aislamiento, dotarlos de cubrebocas y remitirlos al domicilio particular o servicios médicos. 

Además de facilitar solución gel base alcohol al 70% para el lavado de manos y verificar el uso apropiado de cubrebocas. 

De ser posible, colocar tapetes desinfectantes con concentraciones de hipoclorito de sodio de al menos 0.5%, asegurando que los mismos se encuentren limpios y con líquido desinfectante. 

Destaca la necesidad de ubicar entradas y salidas exclusivas del personal, pero en caso de solo tener un solo acceso, éste se deberá de dividir por barreras físicas, con el objetivo de tener espacios específicos para el ingreso y salida.

Medidas de prevención de contagios 

Se dispone que la iniciativa privada debe proveer dispensadores con soluciones a base de alcohol gel al 70% a libre disposición de los empleados en distintos puntos del centro de trabajo; dotar productos sanitarios y de EPP, que incluya cubrebocas, lentes protectores o caretas. 

A su vez, comunica que tendrán depósitos suficientes de productos desechables y de uso personal, procurando la limpieza continua de los mismos; garantizar que los sanitarios cuenten con lavamanos, además de agua, jabón y toallas de papel desechable.

Como uno de los puntos más relevantes, la aplicación de un programa de limpieza y mantenimiento permitirá la higienización de los servicios de alimentos, de descanso y, en su caso de pernocta.

Los empleados no deben compartir herramientas de trabajo u objetos personales; favorecer la ventilación natural; verificar el funcionamiento de sistemas de extracción, en caso de contar con los mismos, además de dar mantenimiento y cambios de filtro para su correcto funcionamiento. 

Las áreas comunes como baños, vestidores, casilleros, cafeterías, comedores y salas de juntas con marcas en el piso, paredes y/o mobiliario recordando la distancia mínima de 1.5 metros entre personas. 

El manual sugiere aplicar políticas de control de visitas, proveedores y contratistas y respetar la sana distancia; evitar tocar superficies; vigilar que no existan más de dos personas por metro cuadrado al interior de los espacios laborales, donde será obligatorio el uso de cubrebocas.

Al momento de la espera para abordar transporte, deberá realizarse en forma de fila (1.5 metros de distancia entre personas) e higiene de manos inmediatamente después de tocar los botones del elevador (lavado de manos o higiene con solución con base de alcohol al 70%).

Los empleadores deberán entregar a los trabajadores con funciones de atención al público al menos el siguiente equipo: cubrebocas, de preferencia que sea lavable; protector facial, gogles o lentes de seguridad con protección lateral, superior e inferior de ojos.

Para los puestos donde haya exposición a agentes químicos contaminantes, deberá utilizarse el EPP convencional, según las Normas Oficiales Mexicana vigentes y aplicables. 

En los tiempos que el personal no tenga la exposición, se deberá utilizar cubrebocas y lentes de seguridad o protector facial.

"Son acciones que se realizan para prevenir un posible contagio, es decir, las acciones que lleva a cabo el centro de trabajo para evitar la entrada del virus en sus instalaciones. Entre estas quedan comprendidas cuestiones de higiene, limpieza y sana distancia", concluye el documento.